Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nano Rivas se doctora

El técnico grana ha comenzado su debut en la élite de la mejor manera posible, sumando dos triunfos en sus dos primeros encuentros en el banquillo grana

Juanfran Moreno

Whatsapp
Nano Rivas suma dos triunfos en dos partidos al frente del Nàstic. Foto: Pere Ferré

Nano Rivas suma dos triunfos en dos partidos al frente del Nàstic. Foto: Pere Ferré

Nano Rivas llegó al Nàstic en busca de un milagro. Era el último cartucho para la salvación. Al equipo se le daba prácticamente por desahuciado en la categoría. El calendario que le restaba a los grana hacía que las opciones por la permanencia no se atisbaran con gran optimismo. Girona, Tenerife y UCAM Murcia eran los tres encuentros que quedaban por disputarse. Los dos primeros choques eran ante dos equipos destinados a luchar por el ascenso a la Primera División.

Sin embargo, Nano Rivas ha cambiado la dinámica por completo. Es innegable. El Nàstic ha recuperado la confianza y la fe en sí mismo con el técnico de Ciudad Real. Juega para ganar. No le sirve otra cosa. Ante el Girona se recuperó del mazazo del gol de Pablo Maffeo en el minuto 1 de encuentro con una confianza imponente. Arrasó con un equipo destinado a la elite y se lo llevó por delante sin ningún tipo de miramiento. 

Cambio de mentalidad

Ante el Tenerife, conjunto que certificó ante los grana a pesar de la derrota su presencia en los playoff de ascenso a la Primera División, el conjunto tarraconense volvió a dar una versión muy mejorada del Nàstic que hasta hace poco se recordaba. Fue un equipo que salió sin mirar atrás, consciente de que había que ir a por los tres puntos y de que el Tenerife era un duro rival, pero no imbatible.

Uche volvió a decidir. Hincó el cuchillo en el instante oportuno. El Tenerife apretó pero no pudo igualar el encuentro gracias a una actuación antológica de Manolo Reina. El Nàstic venció en un toma y daca constante. Tiró de fe y confianza. Los granas han demostrado saber desenvolverse a la perfección en encuentros ofensivos donde los espacios aparecen de forma permanente para ambos equipos. El miedo a encajar ha desaparecido. Nano Rivas ha conseguido que el equipo llegue a la última jornada ante el UCAM Murcia con la salvación muy encarrilada. Con un simple empate el equipo estaría salvado. El Nàstic puede decir que depende de sí mismo.

Y es que los tangibles de Nano Rivas son de lo más llamativos. Impactan. Seis puntos de seis en juego, cuatro goles a favor y sólo uno en contra.  De hecho, el Nàstic no encadenaba dos victorias consecutivas desde la racha de tres victorias que logró ante Numancia, Zaragoza y Córdoba de la jornada 26 a la 28. Hay que resaltar que Nano Rivas ha conseguido el mejor arranque como entrenador grana desde D’Alessandro, quien también sumó dos victorias en sus dos primeros partidos. Kiko Ramírez, Salamero, Castillejo, Vicente Moreno y Juan Merino no fueron capaces de igualar los registros del técnico de Ciudad Real en sus dos primeros encuentros como entrenadores del Nàstic.

Es el mejor debut desde el de D'Alessandro en el curso 2011-2012

Una estadística que demuestra el brutal impacto de Nano Rivas en su llegada al banquillo grana. Ante el UCAM Murcia buscará asestar el golpe definitivo por la permanencia, si la consigue, será momento de sentarse a hablar. Es evidente que se ha ganado a pulso seguir en el banquillo grana la próxima temporada. 

Temas

Comentarios

Lea También