Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Natación: Solidaridad sincronizada

El Kallipolis de Anna Tarrés y un lunch centraron el día grande del 'Canviem el sostre' del CN Tàrraco. La entidad acumula 37.000 euros en donaciones de socios, pero necesita alcanzar los 150.000
Whatsapp
Las chicas del Kallipolis de Anna Tarrés actuaron en la piscina cuya cubierta hay que cambiar. Foto: Lluís Milián

Las chicas del Kallipolis de Anna Tarrés actuaron en la piscina cuya cubierta hay que cambiar. Foto: Lluís Milián

En el Club Natació Tàrraco nunca se rinden. Siempre enseñan a sus más pequeños nadadores que el esfuerzo y la dedicación son fundamentales para alcanzar los objetivos. Y ésa es una lección para toda la vida. El mejor ejemplo es el ‘Canviem el sostre’, la campaña de captación voluntaria de fondos para renovar el techo de la vieja piscina del club. En la entidad absolutamente todos siguen a rajatabla esa filosofía. Sus directivos y empleados, que decidieron arrancar el proyecto para tratar de evitar una siempre dolorosa derrama. Y los propios socios, con sus aportaciones. Ayer todos se volcaron en el día ‘grande’ de esta iniciativa de micromecenazgo.

Un lunch solidario en el que se sortearon infinidad de regalos donados por establecimientos y entidades de la ciudad cerró la primera fase del crowdfunding mediante boletos que el club llevaba vendiendo, a cinco euros, desde hacía medio año.

El otro gancho de la jornada fue ayer la actuación de las chicas del Kallipolis que dirige la mediática y laureada Anna Tarrés. Aceptó enseguida sumarse a la causa de forma desinteresada (dos de sus antiguas alumnas dirigen ahora la sección de sincro del Tàrraco). En su deporte todo es tan mimético que cumple a la perfección con esa idea del trabajo en equipo.Nada puede dejarse a la improvisación. «Entre todos las cosas se hacen mejor. Se alcanzan los retos si uno se asocia y se ayuda», justificaba Anna, quien recordaba además que a finales de los años ochenta realizó un stage en el Tàrraco.

Como ella también las sirenas del Kallipolis apreciaron la ‘magnitud de la tragedia’ mientras actuaban, esos boquetes en el techo que son visibles sólo con levantar la mirada. Hay que cambiar la cubierta con urgencia. Por ahí fugan energía y recursos, y también la imagen de la histórica entidad que acaba de cumplir medio siglo de vida.

Sumando ya el lunch de ayer el Tàrraco acumula ahora mismo alrededor de 37.000 euros, el equivalente a un 25% de los 150.000 necesarios. Los fondos han llegado de socios, mediante la compra de boletos. Aunque también han habido aportaciones significativas, como deja claro un gran cartel en el hall de entrada de la entidad: de 1.500 euros por parte de la familia Tortosa Ferrer y de 1.000 euros donados por Nadal Advocats, el bufet del exalcalde de Tarragona Joan Miquel Nadal, primer campeón de Catalunya de la entidad e hijo del que fuera uno de los fundadores del club, Rafel Nadal; por el actual alcalde, Josep Fèlix Ballesteros; por las familias del actual presidente del Tàrraco Josep Maria Claver (Claver Marca) y del expresidente CésarMeler (Meler Maura); las familias Reyes Cabo y Plana Farnós; y un grupo de componentes de la sección de salvamento y socorrismo integrado por Omar Pérez, Sergi Plana, Arnau Elías, Xavier Castanera , Miguel Caro, Alejandro Resano y Albert Torres.

El Tàrraco intensificará a partir de ahora las negociaciones con las administraciones públicas y empresas privadas. El club se ha propuesto disponer de la nueva cubierta antes del próximo invierno.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También