Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Natalia Fernández, la maestra del gol que admira a Andrés Iniesta

Como alevín anotó 60 dianas jugando con chicos. Se formó en el Reus y hoy juega en el Cambrils

Marc Libiano

Whatsapp
Natalia Fernández realiza un golpeo de balón durante un partido con el Cambrils Unió. FOTO: Xavi Guix

Natalia Fernández realiza un golpeo de balón durante un partido con el Cambrils Unió. FOTO: Xavi Guix

A Natalia Fernández se le iluminan los ojos cada vez que observa cómo Andrés Iniesta danza sobre un balón. Desde pequeña le llamó la atención la asombrosa delicadeza que exhibe en centrocampista del Barcelona para expresarse sobre el terreno de juego. En todo caso, ella no negocia su amor incondicional hacia el Atleti. La historia de Natalia nace en el barrio Juroca de Reus, donde se encuentran sus raíces personales, aunque en el fútbol, su hermano Sergio, le cultivó la pasión. La infancia de la reusense nunca estuvo vinculada a los tradicionales juegos femeninos. Pocas veces se la ha visto con una muñeca en la mano. La pelota se convirtió en el instrumento perfecto para sentir la felicidad.

Cada día de partido de Sergio era celebrado por esa hermana que soñaba con ponerse unas botas y saciar su entusiasmo por el fútbol. Nadie evitó que a los cinco años ingresara en la escuela de La Pastoreta, donde enseñó una capacidad innata para el gol que sorprendía y asombraba. En categoría alevín anotó 60 dianas todavía en un equipo mixto, donde competía con chicos de su edad. El Astorga fue el paso previo antes de trasladarse hacia el Estadi. Lo hizo cuando finalizó la fase de fútbol mixto, en categoría infantil. El Reus la fichó consciente del talento de esa joven que rompía registros y conquistaba etapas a velocidad de vértigo.

El progreso

Con 14 años se vistió de rojinegra y exhibió una extrema facilidad para el golpeo con su pierna zurda. En la mayoría de sus maniobras, Natalia actúa con la izquierda, su mejor pierna. En el Reus aprendió a convivir con los conceptos tácticos. Se adaptó a cualquiera de las posiciones de ataque, como punta, enganche o jugadora de banda. Esa polivalencia le ha abierto más puertas. De su quinta casi siempre ha llevado la voz cantante en cuanto a nivel. Incluso el Espanyol se interesó por sus servicios, aunque la escasez de recursos en el fútbol femenino le impidió atreverse con la experiencia.
En el Reus completó la fase de formación en las categorías de base con las que cuenta la entidad. Casi cinco años defendiendo el escudo del club más laureado de su ciudad. Natalia, además de las virtudes que aporta en el juego, casi ha salido por 20 goles cada temporada, un registro definidor que la ha distinguido. Hace dos años, en categoría juvenil, completó quizás su actuación más completa. Este verano, la atacante del barrio Juroca ha necesitado dar otro paso en su trayecto. El Reus todavía no dispone de equipos amateurs en fútbol femenino y sus mejores jugadoras deben repartirse por los pocos clubs provinciales hoy vigentes. Con 19 años, Natalia forma parte del Cambrils Unió, en la Primera Catalana. El impacto deportivo de la joven reusense no se ha hecho esperar.

Las jugadoras formadas en el CF Reus se enfrentaron en el último Cambrils Unió-Riudoms de hace unos días. FOTO: Xavi Guix

El Cambrils Unió, en el que también militan las exrojinegras Adela Frutos y Esther De Manuel, ocupa la tercera plaza en la clasificación y Fernández ya ha celebrado 20 goles en solamente 12 jornadas de campeonato. Estudiante de un ciclo superior, la reusense se empapa de fútbol femenino de máximo nivel, gracias al espectáculo que cada fin de semana ofrece la Liga Iberdrola, la Primera División de chicas. La actual estrella del Atlético, Sonia Bermúdez, y la goleadora del Barcelona, Lieke Martens, son espejos para ella.

El fútbol de Natalia Fernández no hace más que reivindicar el buen trabajo que realiza el Reus en sus categorías inferiores y esa apuesta por el femenino que, desde hace unos años, realizó la entidad rojinegra. Con Cristina Becerra al mando como coordinadora desde hace tres temporadas, las chicas han hallado una estabilidad en la formación que, poco a poco, va ofreciendo premios. Hasta el punto que el Reus se ha transformado en un exportador de talento. En el Cambrils Unió-Riudoms de hace unos días se enfrentaron Adela Frutos, Natalia Fernández, y Esther De Manuel por un lado y Paula Somavilla y Laura Garrit por el otro. Todas ellas formaban parte del Femenino A del CF Reus hace unos meses. Vieron desde cerca las evoluciones de sus excompañeras Zoe Bonet, Helena González y Andrea Carrasco, todavía en el equipo rojinegro.

Temas

Comentarios

Lea También