Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nàstic: A por un final de año feliz

El Nàstic cierra el 2014 en el campo del Elche I. (15.45) con la intención de sumar tres puntos para mantenerse en play-off y poder disfrutar unas Navidades en una posición privilegiada
Whatsapp
Marcos, marcando. El Nàstic recuperó buenas sensaciones en el duelo ante el Olímpic de Xàtiva. Foto: Pere Ferré

Marcos, marcando. El Nàstic recuperó buenas sensaciones en el duelo ante el Olímpic de Xàtiva. Foto: Pere Ferré

El año pasado, a falta de un partido para terminar el año, el Nàstic ocupaba la décima posición en la tabla. Estaba a 5 puntos del play-off y a 15 del líder, el Llagostera. Junto a los gerundenses, Atlético Baleares, Alcoyano y Elche Ilicitano completaban por entonces la zona de promoción. Ninguno de estos tres últimos equipos acabó clasificándose para disputar las eliminatorias de ascenso a Segunda. Sí lo hizo el Nàstic que acabó cuarto. Vicente Moreno fue quien recordó ayer estos datos para demostrar que a estas alturas «nada es definitivo» y, lo que es aún más importante, en este curso la situación del equipo (terceros a un punto del primer puesto) «es muy buena». Nada que ver con los finales del 2012 y el 2013.

Más allá del resultado de hoy en el Municipal Díez Iborra de la Ciudad Deportiva del Elche, el equipo finalizará el 2014 en una posición privilegiada. Es lo que quiere el técnico que se valore ante la que considera «una agonía de una parte del entorno, la más próxima al equipo».

Contra el Olímpic se recuperaron las buenas sensaciones. Acabaron con la portería a cero, sin conceder si quiera una ocasión de peligro al rival, y marcaron dos tantos. Un buen sabor de boca que la plantilla quiere prolongar en Elche y así marcharse de vacaciones navideñas con felicidad completa.

Vicente Moreno mantiene las mismas dos bajas de la pasada jornada. Marc Martínez, que se espera que regrese en plenas condiciones con el regreso de las vacaciones, y Gorka Azkorra, que sigue con molestias físicas.

El técnico valenciano ha encontrado un once estable y no parece que vaya alterarlo en el último encuentro del año. Menos tras la victoria en casa en la pasada jornada. La zaga es inamovible (Gerard, Xisco Campos, Pablo Marí y Mossa), si no hay bajas, al igual que la pareja en el doble pivote (Rocha y Manolo Martínez). La línea más dinámica, la delantera, también parece más fija en los últimos partidos. Rayco, entre líneas, Marcos de punta de ataque y Luismi y Giner o Lago en las bandas.

 

Un filial dubitativo

El Díez Iborra es un «campo incómodo», señaló Vicente Moreno. Los pupilos de Vicente Mir encadenan una pésima dinámica de resultados que les han llevado a caer en la zona de descenso (a un punto de la salvación). Llevan seis jornadas sin conocer la victoria y las tres últimas acabaron con derrota para el Ilicitano. A pesar de estos datos, el entrenador del Gimnàstic advirtió de la peligrosidad del cuadro alicantino:«Tiene jugadores de mucha calidad que en breve darán el salto a otras categorías superiores».

Aunque sin la brillantez del equipo de la temporada anterior, el filial franjiverde ha dado muestras de un alto nivel de fútbol. Le falla el gol. Como a muchos. Ha marcado solo un gol menos que los granas. Aunque han encajado el doble (22). Han ganado la mitad de sus partidos como local (4), con tres empates y una única derrota con el Huracán Valencia (0-2). Esperan sumar para salir del pozo.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También