Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Nàstic: Amigos al volante

Los cacereños Rocha y Jesús Rubio coincidieron en el filial del Villarreal y en el Nàstic. Han compartido confidencias en sus viajes de regreso a casa. El domingo se medirán en el Nou Estadi
Whatsapp
Jesús Rubio y Rocha junto a la selección extremeña Sub-16 en Ferrol, tras el primer duelo de play-off. Foto: Twitter

Jesús Rubio y Rocha junto a la selección extremeña Sub-16 en Ferrol, tras el primer duelo de play-off. Foto: Twitter

De Villarreal a Cáceres hay unos 700 kilómetros. Más de seis horas de viaje por carretera que han recorrido juntos más de una ocasión David Rocha y Jesús Rubio. Unas veces de regreso a casa por Navidad otras, tras finalizar la temporada. Ambos coincidieron en la cantera del Villarreal hace diez temporadas. El año pasado volvieron a coincidir al volante. Esta vez, el origen un poco más lejos. Desde Tarragona. Siete horas y 850 kilómetros hasta Cáceres.Mucho tiempo de confidencias que fraguó una amistad que aún perdura, pero que este domingo quedará suspendida durante 90 minutos. Rocha y Rubio volverán a recorrer kilómetros pero esta vez lo harán cara a a cara en la zona ancha del Nou Estadi.

«Nos hemos enviado algún mensaje por WhatsApp (con Jesús)», reconoce David Rocha. Poco más. En esos mensajes, se denota cierta frustración en el bando blanquirrojo. Han sumado 31 puntos en la segunda vuelta de la liga, una barbaridad, pero no les ha servido para recortar los cinco puntos de distancia que había en el ecuador del campeonato. Más bien al contrario. La diferencia entre tarraconenses y valencianos se ha ampliado hasta los siete puntos. «Es que si no hacemos una segunda vuelta como la que hemos hecho no estaríamos hablando de certificar el primer puesto este domingo, porque el Huracán ha mantenido un ritmo similar al nuestro», explica el grana.

Por eso, Rocha advierte de que el duelo de este domingo (17.00 horas) «será muy igualado, de play-off» y aboga por un Nou Estadi «lleno que nos ayude a certificar el campeonato». Hará falta el aliento de la grada. «Quizás el Huracán no juegue un fútbol combinativo como nosotros, pero saben a lo que juegan y lo hacen muy bien», explica el centrocampista grana.

En el partido en Torrent el Nàstic mostró su peor versión del curso. Fue una derrota dura y dolorosa (2-0), pero al mismo tiempo sirvió de revulsivo. Después de perder ante Huracán, los granas sumaron nueve jornadas sin perder. De ese partido no queda nada. Ningún ánimo de venganza. «No podemos estar mirando a todo el que nos ha ganado. Lo que importa es sumar los tres puntos para proclamarnos campeones del grupo», remarca el futbolista grana.

La ambición de Huracán

Este año Rocha ha cambiado de compañero de viaje. Mientras Rubio recorría el camino de Tarragona a Torrent (donde juega este año el Huracán), otro cacereño, Luismi, hacía el camino a la inversa. El delantero de 31 años, inseparable de Rocha desde la infancia, es una de las voces autorizadas para hablar del peculiar club valenciano. «Es un entidad pequeña y especial que está teniendo éxito. Son muy competitivos y con un objetivo ambicioso desde que hace años compraron: ascender a Segunda. Cuentan con un presupuesto alto», explica Luismi.

Uno de los inconvenientes del cuadro valenciano era el campo. «Manises era un fortín, pero luego cuando salías y jugabas en césped natural costaba adaptarse». Este curso, el traslado a San Gregorio de Torren, un campo más arreglado, y con el fichaje de un perfil de futbolista como Luismi Moro, Agudo o Ariday han mejorado sus prestaciones fuera de casa. Por todo ello, Luismi se alinea con Rocha en calificar el partido como «un duelo de play-off».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También