Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Nàstic: Como motos de principio a fin

Raúl López, preparador físico del Nàstic, diseña una planificación de entrenamientos sin picos, con la intención de que el equipo llegue a cada partido de la mejor manera posible
Whatsapp
Raúl López corriendo junto con los jugadores del Nàstic en una de las primeras sesiones de entrenamiento de la pretemporada. Foto: Pere Ferré

Raúl López corriendo junto con los jugadores del Nàstic en una de las primeras sesiones de entrenamiento de la pretemporada. Foto: Pere Ferré

Los jugadores granas acaban los entrenamientos agotados. Víctimas del calor y de la carga física que soportan durante estos primeros días de pretemporada. Un cansancio previsto en los planes de preparación física diseñados por Raúl López: «Las sesiones en estas primeras semanas de adaptación incluyen un volumen mayor, más repeticiones de los ejercicios de contenidos pesados, de fuerza general, capacidad aeróbica , etc. Todo eso hace que el futbolista esté más fatigado y se acostumbre a lo que se encontrará a lo largo de temporada». Un sufrimiento necesario.

Y todo ello con doble ración diaria. «Las dobles sesiones son la que realmente hace que el futbolista esté más cansado», detalla Raúl López. En esta primera semana la jornada comienza a las 7.00 horas, con un primer entrenamiento a las 9.30 y un segundo a las 19.00 horas, para acabar alrededor de las 21.00 h. Lo justo para ir a casa a cenar y descansar para volver a empezar al día siguiente.

En esta semana, en el Complex Esportiu Futbol Salou, la plantilla no ha tenido tregua. Solo el miércoles tuvieron una sesión lúdica en la playa. El domingo disfrutarán del primer día de descanso, «igual de importante que los días de entrenamiento», afirma el preparador físico del Gimnnàstic. Raúl López se muestra especialmente satisfecho con el trabajo realizado por los jugadores durante las vacaciones. No se han dejado llevar durante el verano y han encontrado tiempo suficiente para realizar los ‘deberes’ que el preparador físico grana les mandó. «Son profesionales y han respetado las tareas asignadas».

 

La socialización para el stage

A diferencia de otros años, el Nàstic se irá de concentración un mes después del inicio de los entrenamientos. Si en los últimos años la plantilla se marchaba a los pocos días de empezar la pretemporada a Rialp, esta vez lo hará cuatro semanas después –primera semana de agosto– y se irá a Andorra. Es en esa convivencia total en la que se ponen los cimientos para la «socialización y la cohesión de grupo, que es lo que se busca principalmente en las concentraciones», explica Raúl López.

El objetivo, según detalla el preparador físico grana, es «empezar a coger los hábitos que durarán todo el curso –con alguna doble sesión– una semana antes del inicio del liga». La fecha marcada es el 22-23 de agosto. La primera jornada de la competición, ante el Albacete. Toda la planificación, las dobles sesiones, los entrenamientos, etc. se enfocan para llegar al primer partido en plena forma. «No somos de ‘picos’ –momentos de forma puntuales–, sino que buscamos estar en la mejor forma física posible de la primera jornada a la última».

Ya quedó patente la pasada temporada. Vicente Moreno y su equipo técnico quieren a un conjunto siempre al cien por cien físicamente. Un bloque que empiece y acabe todos los partidos como motos.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También