Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

(Nàstic) De Otto Fritz a Arel y Emaná

El Nàstic ha contado con 60 extranjeros durante su historia tras el reciente fichaje de su primer israelita y del camerunés. El pionero, el alemán Fritz, marcó seis goles en un partido en 1928
Whatsapp
Gal Arel y Achille Emaná, durante su presentación en el Nou Estadi, la pasada semana. Foto: Pere Ferré

Gal Arel y Achille Emaná, durante su presentación en el Nou Estadi, la pasada semana. Foto: Pere Ferré

La llegada de Gal Arel y Achillé Emaná incrementará hasta 60 los futbolistas extranjeros que habrán vestido la camiseta del Nàstic una vez se produzca su debut oficial. El centrocampista se convierte además en el primer israelita en la historia de la entidad y el extremo en el tercer camerunés, tras su hermano Stephane (llegó a jugar 16 minutos en Olot en la temporada 2013/14) y Serge N’Gal (en la 2008/09, en 2ª A).

Son dos de las numerosas curiosidades que se esconden analizando el paso de los foráneos que han jugado en el club tarraconense. Pertenecen a 24 nacionalidades distintas de entre las que destacan argentinos (11), brasileños (6) y paraguayos (6), según datos extraídos de Nàstic de la A a la Z de Enric Pujol.

Sin embargo los principales referentes no pertenecen a ninguno de esos países. El que más partidos ha jugado, por ejemplo, es el costamarfileño Lago Júnior, quien en sus dos únicas campañas en el Nàstic (2013-15) disputó nada menos que 91 encuentros.

Además de ser también el segundo futbolista de su país en la entidad, tras Jean-Luc, en la mente de todos los aficionados siempre quedará que Lago fue el jugador que abrió la lata el día del ascenso a Segunda A frente al Huesca, el pasado 31 de mayo de 2015.

Superó en partidos a Berry Powell, segundo en ese ránking con 64, pero no en goles. Los 17 tantos de Lago en 2ª B se quedaron a tres de los 20 del holandés, que es el máximo goleador no español del club desde que en 1914 arrancó su sección de fútbol.

Tan sólo quince años después de su constitución aterrizó en el Nàstic su primer futbolista extranjero: Otto Fritz, un alemán nacido en 1898 y excombatiente en la I Guerra Mundial que, según datos recopilados por Enric Pujol, reforzó a los granas para jugar la Copa Catalunya en 1929.

Fritz, afincado en Barcelona y que previamente había militado en el España, el Sants y el Júpiter, se desplazaba en tren desde la ciudad condal hasta Tarragona una vez por semana para entrenar y también los días de partido. Disputó 11 y marcó 12 goles. Vivió su día de gloria al marcarle seis al Catalunya en un mismo encuentro.

Tras él el segundo extranjero sí fue un argentino: Pancho Villegas, en la primera temporada del Nàstic en Segunda División A (1946). Llegó procedente del Sevilla y disputó 15 partidos como interior diestro.

En su más reciente temporada en la Primera División (2006-07) el Nàstic llegó a tener a otros tres futbolistas argentinos como él en sus filas: el meta Albano Bizarri; el central Aníbal Matellán y el lateral diestro Pampa Calvo.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También