Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Nàstic: El gol se tiñe de rubio platino

Marcos De la Espada firmó ante el Espanyol B su octavo gol de la temporada, y el segundo consecutivo. El cambio de look le ha traído suerte
Whatsapp
Marcos De la Espada celebra su gol ante el Espanyol B con Marc Martínez, que le asistió. Foto: Lluís Milián

Marcos De la Espada celebra su gol ante el Espanyol B con Marc Martínez, que le asistió. Foto: Lluís Milián

Fue el centro de todas las risas cuando sus compañeros lo vieron aparecer con el pelo plateado en el entrenamiento. Un look original, que completaba con su característica barba, que se mantenía en su color natural. No era la primera vez que Marcos De la Espada sorprendía con su imagen. Sus cambios estilísticos –ahora me corto el pelo, ahora me lo recojo como un ‘samurai’– son de sobras conocidos en el vestuario. En ese sentido, el balear es un tipo peculiar. Pero ninguno de todos esos giros ha dado tan buenos resultados como el ‘rubio platino’. Desde que salió de la peluquería Trasquilón, dos goles en dos partidos (Cornellà y Espanyol B). Goles que han valido cuatro puntos.El pelo plateado le ha dado energías renovadas al atacante grana.

Gustos estilísticos a banda, Marcos De la Espada llega al final de liga con la puntería afilada. Igual que en las dos temporadas anteriores con el Nàstic, segundas vueltas siempre son mejores para el de Pollença. En su primer curso de grana anotó 14 de las 17 dianas que marcó tras el ecuador. El año pasado fue más exagerado. Ocho de los nueve que firmó, a los que se añadieron dos más en la fase de play-off. En este campeonato, el ‘killer’ grana logró su primer gol contra el Eldense, a finales de noviembre. En la jornada 15. Cerró el 2014 con dos dianas, pero con el año nuevo, el futbolista mallorquín ha recuperado el instinto depredador con seis goles que le han dejado a dos del pichichi del equipo, Rayco que suma diez tantos.

Pocos jugadores en el vestuario grana despiertan entre los aficionados del Gimnàstic tantos defensores como detractores, como Marcos. Los primeros contemplan el trabajo global. Los segundos fían todo el análisis en los goles y las ocasiones erradas. Que las hay. Pero los números del futbolista grana contemplan tres asistencias, un exagerado desgaste defensivo y un sinfín de balones recuperados en la presión. El trabajo que luce en los mediocampistas, queda minimizado en los delanteros. Rayco y Lago, por citar los atacantes que acompañaron a Marcos en la última jornada, también se han visto sacrificados en labores defensivas. Esfuerzo loado por sus compañeros.

Los defensores del mallorquín van ganando terreno. El Nou Estadi despidió al atacante grana con una cerrada ovación. Su gol, a la postre, valió los tres puntos. Nadie puede desentenderse de los números. Su figura se acerca ‘peligrosamente’ a la historia del club grana. Valero Serer y Cinto López, dos mitos del nastiquismo, seguro que le hacen un hueco a su lado. Como los ‘9’ que encadenan más de tres temporadas consecutivas anotando diez o más goles. El valenciano Serer, máximo goleador histórico de la entidad, lo hizo durante siete temporadas. López lo consiguió cuatro campeonatos consecutivos. Marcos está a dos dianas de meterse entre tan selecto grupo.

Marc, su mejor socio

Para ello cuenta con un compañero ideal, Marc Martínez. Con esta es la tercera temporada que comparten vestuario. Una en Sant Andreu y hace dos cursos en Tarragona, cuando el centrocampista llegó cedido del Huesca en el mercado de invierno. Entre ambos existe química futbolera. Marcos tira la línea y Marc Martínez coloca milimétricamente el cuero, en uno de sus característicos pases interiores.

Sucedió el pasado domingo. Marcos inició el movimiento y Marc Martínez filtró el pase entre el bosque de defensores. El ‘killer’ balear cazó el balón y en dos toques lo puso al fondo de las mallas. A la espera de una nueva revolución en su look, el ‘9’ del Nàstic está preparado para convertirse en parte de la historia grana.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También