Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nàstic: El valor de la experiencia

Los jugadores de la plantilla del Nàstic acumulan en sus botas 31 ediciones de los play-off de ascenso a Segunda. Siete tuvieron éxito. Luismi, con dos, el triunfador y Rocha el menos afortunado
Whatsapp
Pol Bueso es el último jugador de la plantilla en celebrar un ascenso a Segunda con el Albacete. Foto: Albacete

Pol Bueso es el último jugador de la plantilla en celebrar un ascenso a Segunda con el Albacete. Foto: Albacete

La derrota en Llagostera dejó una huella imborrable en los 21 jugadores que conformaban la plantilla del Nàstic la temporada 2013-14. Diez de ellos siguen vistiendo la camiseta grana asumiendo aquella fatídica fecha del 22 de junio del 2014, como un retazo del pasado que aunque traten de olvidarlo vuelve a aparecer en escena cada vez que se habla de play-off. Esta vez, adquiriendo valor como experiencia. La gestión de la promoción de este curso, ante el Huesca, será diferente. Se tendrán en cuenta los errores cometidos la temporada pasada.

De los once que han llegado a lo largo de esta campaña solo Marc Martínez, Gerard Valentín, Cristóbal y Sergio Rodríguez no han disputado nunca un play-off de ascenso a Segunda B. Los otros siete (Mossa, Manolo Martínez, Pol Bueso, Azkorra, Luismi, Rayco y Xisco Muñoz) ya saben qué es jugar la promoción y en cinco de los casos, ascender de categoría.

Mientras el año pasado el plantel del Gimnàstic únicamente tenía a Xavi Molina como triunfador en un play-off (con el Alcoyano en la temporada 2010-11), esta vez se añade la buena estrella de Manolo, Pol Bueso, Rayco, Xisco Muñoz y Luismi. El cacereño, todo lo contrario que su gran amigo Rocha –tres play-off sin éxito– es uno de los jugadores más fiables. Ha ascendido en dos de las tres promociones que ha disputado. Subió con el Lugo en la 2011-12 y un año después con el Alavés de Natxo González, con el que además ganó la Copa de Campeón de Segunda B. La promoción en la que no consiguió el ascenso todavía era una chaval de la cantera del Espanyol y el formato era la liguilla.

En esas desfasadas promociones a cuatro el que más sabe es Manolo Martínez, que ha jugado tres. El de Bigastro es el único de toda la plantilla que ha oído tronar la Plaça de la Font celebrando un ascenso del Nàstic a Segunda (y otro a Primera). Igual de clave que ha sido en el esquema de Vicente Moreno este curso, lo fue en el de Jordi Vinyals en la temporada 2003-04 .

El ascenso más reciente es el de Pol Bueso el año pasado con el Albacete. A las órdenes de Luis César, el central de Moncofa (Castellón) formó pareja en el eje de la defensa manchega con Rojas, hoy jugador del Huesca al que tendrá enfrente en esta eliminatoria. Juntos tumbaron al Sestao River (3-3, en Las Llanas, y 2-2, en el Carlos Belmonte) para ascender de categoría. Bueso ya había jugado otro play-off con el Ceuta (2007-08), que no culminó.

Dos promociones cada uno tienen en sus espaldas Rayco y Azkorra. Mientras el vasco se quedó en ambos casos sin el ascenso (en la 2002-03 con el Bilbao B entrenado por Ernesto Valverde y en la 2010-11 con el Lugo), el canario subió con el Mirandés en las 2011-12. Antes ya había estado presente en la plantilla del Real Oviedo que quedó apeado en la segunda ronda de la promoción ante el Pontevedra. En aquella ocasión Rayco no participó en ninguno de los dos partidos.

Tampoco jugó Xisco Muñoz el único play-off que cuenta en su currículum, como olvidado entre Liga, UEFA y Supercopa de Europa. Tenía 17 años y apenas daba sus primeros pasos en el filial del Mallorca cuando en la 1997-98 buscó ascender a Segunda en una liguilla que les dejó sin premio.

En total, la plantilla grana suma 31 play-offs, de los que 7 acabaron en ascenso. Marcos De la Espada, Pol Bueso, Lago Júnior, Azkorra y Luismi son los únicos que han accedido como campeones de grupo, con tres victorias y tres derrotas.

Enfrente tendrá a un Huesca cuya plantilla no tiene el mismo historial extenso de los granas en esto de los play-off. Entre todos suman 23 promociones y solo en cuatro de ellas consiguieron el sueño de verse en la categoría de Plata. No parece importarles, a juzgar por la efusiva celebración del vestuario al conocer que el Nàstic iba a ser su rival.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También