Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Nàstic: Fe en la remontada

El Nàstic, convencido de que hoy ante Osasuna (19.00 h.) le dará la vuelta al 3-1 que recibió en Pamplona

Francesc Joan

Whatsapp
Nàstic: Fe en la remontada

Nàstic: Fe en la remontada

Lo piensa el entrenador y su cuerpo técnico. También los jugadores. Y el Consejo de Administración. Y por supuesto los aficionados. La fe en la remontada es absoluta en Tarragona desde que el miércoles a las diez de la noche concluyó el partido del Sadar. El 3-1 final dejó muy cuesta arriba para el Nàstic el acceso a la eliminatoria decisiva por el ascenso a la Primera División, pero la fortaleza y ambición de la plantilla tarraconense es tal, como definen algunos de los hastags que van ligados al partido de hoy ( #tarragonanuncaserinde #aramesquemai), que nadie puede darles aún por vencidos.

Son muchos los argumentos que juegan a favor del Nàstic. Para empezar el escenario, un Nou Estadi que aunque no se llenará como en la visita del propio Osasuna veinte días atrás en la Liga regular, sí presentará una de las mejores entradas de la temporada. También la motivación que tienen los jugadores de Vicente Moreno, por el desafío que supone darle la vuelta a este marcador y así seguir vivos en la lucha por el ascenso; y así mismo por el convencimiento de que con el pelín de fortuna que les fue esquiva en Pamplona pueden sacarlo adelante (en especial por las segundas jugadas que propiciaron los dos primeros goles locales y las dos claras ocasiones malogradas por Naranjo y Emaná).

Hay estadísticas y precedentes que también ayudan a pensar en que la remontada es posible. Desde la experiencia del Las Palmas de la pasada campaña frente al Zaragoza (cayó 3-1 en la ida y venció 2-0 en la vuelta) a las seis derrotas sufridas por el propio Osasuna a lo largo de esta misma temporada que hoy clasificarían alNàstic: los de Enrique Martín cayeron por 3-0 en Mendizorroza en octubre, perdieron también por 3-0 frente a la Ponferradina en diciembre y volvieron a hacerlo, por 4-0, contra el Mirandés en enero. Quince días después, fueron derrotados en Butarque por 2-0, idéntico marcador que cosecharon a principios de marzo ante el Lugo, mientras que ese mismo mes perdieron 3-1 en Albacete.

En las filas de Osasuna, por contra, se agarran a un dato para ellos esperanzador para calibrar sus opciones. El Nàstic sólo ha logrado esta temporada tres marcadores que hoy le permitirían remontar la eliminatoria: el doble 2-0 ante el Llagostera y Huesca, los dos en noviembre, y el 3-1 frente al Zaragoza. Los pamplonicas, además, recuerdan que ese último resultado se remonta a hace ya seis meses (en concreto al 19 de diciembre de 2015).

En las plantillas de ambos equipos apenas hay novedades con respecto al partido jugado el miércoles en El Sadar. En el Nàstic es alta Aburjania, una vez ha regresado de los amistosos con la selección georgiana. Podría ser una de las novedades del once de Moreno.

La principal incógnita en Osasuna es la posible participación de Nino, quien fue baja de última hora en El Sadar por un asunto familiar. El delantero almeriense no se ha entrenado desde entonces en Tajonar y si finalmente viaja a Tarragona lo hará directamente desde Valencia, donde se encuentra, según señaló ayer el entrenador osasunista, Enrique Martín.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También