Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Nàstic: Gerard Valentín quiere llegar al play-off

Al lateral se le vio ayer por primera vez sobre el césped del Nou Estadi, después de más de dos meses de su lesión en el menisco. El gerundense quiere estar disponible a finales de mayo
Whatsapp
Gerard Valentín ayer sobre el césped del Nou Estadi junto con el recuperador del equipo. Foto: J.B

Gerard Valentín ayer sobre el césped del Nou Estadi junto con el recuperador del equipo. Foto: J.B

«Que el técnico pueda disponer de mí, aunque solo sea el último partido del play-off». Este es el reto de Gerard Valentín que ayer dio otro paso en el proceso de recuperación de su lesión de menisco. Su presencia en el entrenamiento del equipo fue la nota positiva del día. Apenas fue un rato andando por el césped del campo junto con el recuperador de la plantilla. Suficiente para calzarse las bambas y verse un poquito más cerca de sus compañeros. «Estoy contento porque después de un tiempo parado, empezar a hacer algo es positivo y no he tenido molestias en la rodilla», dijo tras el entrenamiento.

Atrás quedan esas semanas iniciales, sin poder moverse, con unas muletas incómodas que impedían incluso llevar una vida normal. Gerard reconoce que «no ha sido un tiempo agradable», pero cree que «lo he sabido llevar».

El defensa de 21 años cayó lesionado el pasado 1 de febrero, en el Nou Estadi ante el Atlético Baleares. Corría el minuto 76 cuando en una acción fortuita el lateral gerundense se llevaba las manos a la rodilla. Pintaba mal. Salió del estadio sin poder si quiera apoyar el pie. Las pruebas diagnosticaron problemas en el menisco y una obligada visita al quirófano.

Cuatro meses

El encargado de la operación fue el doctor Ramón Cugat, especialista en lesiones de rodilla, que decidió no extraer el menisco, sino coserlo. Un tratamiento que alargaba el tiempo de baja del futbolista estimado en un primer momento en dos meses. «Cuando salí de la operación ya me dijeron que el periodo de baja era de cuatro meses. Eso me llevaba al 2 de junio. Desde ese mismo momento me dije ‘quiero rebajar esa predicción, ni que sea una semana, para que por lo menos pueda estar a disposición del técnico a finales de mayo’», esto es, durante el play-off de ascenso a Segunda división.

El lateral del Gimnàstic sabe que lo tiene difícil. Pero en la mente del joven futbolista no hay tiempo para la rendición. Más que la propia lesión, la principal preocupación del defensa es el ritmo de juego, después de un periodo de baja largo. Pese a todos los obstáculos que genera un lesión grave, el futbolista encara ese reto con buena cara:«Soy optimista».

En estas semanas ha conseguido recuperar algo de la musculación en la rodilla e incluso ha golpeado suavemente el balón, con el interior del pie. La siguiente etapa es empezar a correr.

La buena voluntad y ganas de regresar cuanto antes no chocan con la prudencia. Una cosa es ir rápido y otra comprometer la recuperación. «No hay que forzar porque entonces solo haría que dar un paso atrás», afirmaba.

En este tiempo se ha visto a Gerard siguiendo al equipo en algunos desplazamientos como Olot –con muletas todavía– o Cornellà. Lo ha visto «encarado» para lograr un objetivo en el que Valentín figuraba como indiscutible en el lateral. Aunque sea de manera puntual, también quiere figurar en la imagen final del equipo, la de la celebración del ascenso sobre el césped.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También