Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nàstic: La guinda del pastel

El Nàstic acude al Carlos Tartiere (20.30 h) para completar la temporada con el título de campeón absoluto de Segunda B. Tiene la ventaja del 2-1 logrado en la ida en el Nou Estadi
Whatsapp

Ha quedado claro que el título de campeón Absoluto de Segunda B es un trámite prescindible. Pero ya que se juega, vale la pena ganarlo. Sería la guinda de una temporada sensacional. Así lo entiende la plantilla grana. «Es un título más en el currículum. Hay jugadores y entrenadores que llevan años y no han tenido la oportunidad de quedar campeón de la categoría. Vamos a tratar de ganarlo», decía el técnico Vicente Moreno antes de emprender el largo camino hasta Oviedo en autocar.

Si no habían contrariedades suficientes, las diez u once horas de trayecto por carretera se antojaron a los 16 futbolistas convocados terribles. El entrenador admitía que el viaje de Tarragona a la capital asturiana –salieron ayer a las 7.00 horas– hacía el partido de vuelta de la final del campeonato «más complicada» y aunque «no me hace gracia, es lo que hay y no pasa nada». A más de uno le hubiera gustado caer de la última lista en la que no estuvieron ni Xisco Campos, el capitán por decisión técnica, ni tampoco Manolo Martínez. El centrocampista alicantino sigue con problemas en el hombro derecho. Las pruebas médicas revelaron una luxación acromio-clavicular de grado 2. Luismi, Sergio Rodríguez y Jean Luc también se han quedado en Tarragona.

El entrenador del Nàstic prevé un partido más disputado que el de ida en el Nou Estadi. Por muy intrascendente que sea el encuentro, «nosotros queremos ganar y estoy seguro que ellos también querrán hacerlo», dijo el técnico granate, que espera «un partido con más tensión e intensidad en el juego» que el del choque de ida en el Nou Estadi.

Los granas tienen ventaja gracias a los goles de Lago Júnior y Marcos De la Espada de penalti. El tanto de Sergio García mantiene al Oviedo con opciones de ser campeones. Al Gimnàstic le valdría con empatar o marcar y perder por la mínima para ‘alzar’ el título. Bueno, para proclamarse el mejor equipo de Segunda B. Aunque para Vicente Moreno, «pase lo que pase, mis jugadores son para mí los mejores de los 80 equipos de la categoría». Hoy en el Carlos Tartiere tienen la oportunidad de certificarlo. Sin dudas.

A falta de alicientes, la visita al estadio ovetense es de por sí una motivación para los jugadores. «Jugué dos o tres veces allí. Es un estadio que me recuerda a San Siro. El hecho de ver un estadio de esas dimensiones y con un buen ambiente, que estoy seguro que lo habrá, ya son condicionantes suficientes para que los futbolistas salgan motivados», dijo el preparador valenciano del Nàstic.

Habrá cambios en el once inicial grana. En la portería repetirá Tomeu Nadal, mientras que tras su exhibición como extremo en el último partido de la temporada del Nàstic en el Nou Estadi, Gerard Valentín ocupará de inicio el lateral derecho.

Pablo Marí podría jugar su último encuentro con la camiseta del Nàstic. Su renovación es cada día que pasa más improbable y difícil, pero sería de justicia que el futbolista pudiera disputar unos últimos minutos de grana y despedirse del club en el campo. Mossa, Molina o Pol Bueso completarán la línea de atrás. Marc Martínez que se retiró el pasado martes del entrenamiento es duda por problemas físicos.

En el Oviedo también se prevén cambios. Esteban podría volver a situarse bajo palos. Susaeta, que no jugó en Tarragona saldría de mediapunta y en ataque, el pichichi del equipo, Linares. Jon Erice, Generelo, Héctor Font y Nacho López siguen sin entrenar y su participación está casi descartada. El técnico Sergio Egea ha vuelto a convocar a tres futbolistas del filial Johannesson, David González y Cristian Rivera.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También