Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Nàstic: La hora de Marc Martínez

El centrocampista de Navarcles deberá asumir la dirección del juego ante la baja de Rocha que estará un mínimo de dos semanas de baja por una fractura en el dedo gordo del pie derecho
Whatsapp
Marc Martínez recibe instrucciones del técnico Vicente Moreno durante un encuentro de esta temporada en el Nou Estadi. Foto: Lluís MIlián

Marc Martínez recibe instrucciones del técnico Vicente Moreno durante un encuentro de esta temporada en el Nou Estadi. Foto: Lluís MIlián

Marc Martínez está preparado para salir de titular el próximo domingo ante el Atlético Baleares. Después de una primera vuelta encadenando molestias, el futbolista de Navarcles ha recuperado la sonrisa. «Me encuentro bien. Sobre todo entrenando. He ido cogiendo ritmo en los últimos partidos y ya estoy preparado e ilusionado para si el míster lo decide empezar desde el inicio», explicó ayer.

El centrocampista barcelonés se ha recuperado justo a tiempo. Cuando el equipo más lo necesita, ya que se ha quedado sin su director de orquestra, David Rocha, que deberá permanecer en reposo un mínimo de dos semanas. El cacereño se rompió el dedo gordo del pie derecho en la última acción del partido ante el Badalona. Una lesión que el club grana no confirmó hasta ayer. El centrocampista abandonó el Municipal de Montigalá con una evidente cojera y el lunes no entrenó con sus compañeros por el dolor, pero los servicios médicos que tiene el club con la Xarxa Sanitaria Santa Tecla no dieron el diagnóstico hasta ayer. La previsión es de entre dos y tres semanas de baja.

Sin embargo, Rocha ha iniciado un tratamiento de magneto-terapia para tratar de acortar los plazos y poder estar disponible para el importante encuentro ante el Hércules que se jugará en el estadio Rico Pérez en diez días. Su presencia la determinará las pruebas radiológicas del próximo martes. Según la evolución de la fractura y el dolor, se decidirá si Rocha descansa o fuerza para jugar.

Nadie es insustituible

Vicente Moreno deberá buscar un nuevo director de juego en la plantilla y todas las miradas apuntan a Marc Martínez, aunque el de Navarcles rechaza ser el recambio de nadie: «No salgo a sustituir a nadie. Saldré a hacer mi trabajo. Claro que Rocha es un gran jugador y nos da mucho, pero no pienso en hacerlo mejor, sino en hacerlo lo mejor que pueda». Para el centrocampista barcelonés «nadie es insustituible y cuando ha faltado alguien el equipo ha respondido. Tenemos una plantilla muy bien cubierta».

Hace mucho tiempo que Marc Martínez no completa los 90 minutos y él mismo reconoce que «habrá que ver el ritmo del partido y del juego para saber si puedo aguantar todo o 70 minutos, aunque me encuentro bien y creo estar en condiciones para finalizar el partido».

Con la baja de Rocha, Marc Martínez deberá asumir el rol de conductor del juego del equipo. Una función que ya realizó en su primera etapa en el Nàstic. Con unos resultados excelentes. Esa calidad demostrada en esos seis meses en Tarragona hizo que el club apostara por él este verano. Esta vez, no para comandar al equipo en solitario, sino para conformar un centro del campo de lujo con David Rocha.

Cuando han coincidido los dos centrocampistas sobre el terreno de juego han demostrado una conexión especial. Fútbol puro de muchos quilates. Se buscan y se encuentran. En Paterna, ejecutaron una acción de pillería e inteligencia. Marc picó la falta por encima de la barrera y Rocha remató al fondo de la red.

En Badalona, sobre un césped duro y seco, y en apenas una baldosa, hicieron bailar a los rivales con pases rápidos y precisos. «A pesar de la dificultad, conseguimos bajar balones al césped y jugarlo bien. La verdad es que cuando el árbitro pitó se me hizo corto el tiempo», explicó ayer el centrocampista barcelonés. Un ejemplo de que cuando dos jugadores con el talento de Rocha y Marc se unen el tiempo corre a otro ritmo.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También