Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nàstic: Mantenerse invictos

El Nàstic visita hoy a las 18.00 h. al Elche en el Martínez Valero, donde nunca ha ganado
Whatsapp
Foto: ACAN

Foto: ACAN

Tres partidos de liga después y uno de Copa del Rey, el Nàstic es el único equipo invicto de Segunda división. El club grana ha solventado sus duelos con consistencia, confianza y seguridad. Reponiéndose de los golpes. Alzándose ante las adversidades. En Segunda B los rivales le consideraban un equipo rocoso, condición que pese a subir de categoría, han mantenido. En un inicio solvente, los de Vicente Moreno han mostrado su fuerza defensiva y sus potentes golpes al galope. Son el equipo sorpresa de este arranque de liga y cada partido, cada victoria, hace que los contrarios le presten más atención. Nadie se fía ya del Nàstic como recien ascendido.

La gestión del cansancio después de la Copa será determinante para Vicente Moreno a la hora de formar un once en el Estadio Martínez Valero, por lo que, se intuyen pocos cambios, más allá de los obligados por las bajas de Álex López y Gerard Valentín, titulares en los tres primeros encuentros de liga. Al delantero calafellense le sustituirá Marcos De la Espada, que de buen seguro tratará de demostrar que merece ocupar ese puesto por derecho propio.

Como ya sucedió la temporada pasada, cuando Gerard Valentín cayó lesionado de gravedad, será Xisco Campos quien le releve. Aunque Calavera, con su buena actuación en Copa ante el Girona, exigió la atención del técnico.

Ni Pablo Marí, Molina, Mousa, Giner, Fali y Jean Luc, participaron en el choque copero, por lo que sería una sorpresa que alguno de ellos cayera del once. Igual que el caso de Rocha. El cacereño jugó más de media hora el miércoles, pero de buen seguro estará en el Martínez Valero de inicio para comandar el juego grana.

Emaná ya fue titular en la jornada pasada y también jugó en Copa más de una hora. Habrá que esperar a ver cómo se encuentra, y si Vicente Moreno sigue con su plan de darle minutos para que vaya cogiendo el ritmo competitivo de la Segunda división.

Elche se alza como otra prueba de fuego. El equipo alicantino ha vivido un verano movido y con tintes dramáticos. Logró la salvación en Primera a tres jornadas del final, pero los asuntos monetarios le llevaron a Segunda. Y casi hasta Segunda B. La situación se salvó en el último suspiro. Muchos jugadores marcharon apresuradamente. Otros esperaron pacientemente la resolución del caso. De cualquier manera, Rubén Baraja ha tenido que rehacer un equipo deprisa y corriendo. Cogiendo de aquí y de allá. Llega al partido contra el Nàstic aún en formación. Con buenas dotes defensivas fuera de casa. En Numancia aguantaron la portería a cero ante el conjunto más goleador del inicio de campeonato y en Almería, ofreció resistencia hasta los penaltis. Baraja dispone de todos sus hombres, con Sergio León y Cristian como hombres más peligrosos. Los dos, de sobras conocidos por los aficionados tarraconenses. El primero por su paso por Reus y Llagostera, el segundo por sus goles cuando vestía la camiseta del Elche Ilicitano.

En dos años el Nàstic ha pasado del campo de setos del Díes Iborra al majestuoso Martínez Valero, donde el club grana no ha ganado en ninguna de sus 17 visitas.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También