Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nàstic: ¿Queda esperanza?

Pese a que la salvación es prácticamente imposible desde las matemáticas, en el vestuario nadie se da por vencido y quieren pelear hasta el final

Juanfran Moreno

Whatsapp
Imanol García se lamenta en el partido ante el Málaga disputado en el Nou Estadi hace dos jornadas. FOTO: Alfredo González

Imanol García se lamenta en el partido ante el Málaga disputado en el Nou Estadi hace dos jornadas. FOTO: Alfredo González

Siendo realistas, la salvación es una utopía si se mira desde un punto de vista matemático. También desde un punto de vista sensitivo. El Nàstic es farolillo rojo de la categoría y está a nueve puntos de una permanencia que marca a día de hoy el Lugo. 24 puntos en 32 jornadas, el registro es desolador y provoca que creer en que se van a conseguir los puntos que hacen falta para la salvación con solo 30 por delante sea más un deseo que una realidad. 

La categoría ya está casi perdida y hay motivos para pensar que ya hay poco que perder. La temporada ha sido un desastre y es difícil empeorarla. Sin embargo, mientras haya opciones de salvarse matemáticamente hay que apurarlas. Ya se sabe que probablemente el Nàstic bajará irremediablemente con algunas jornadas por disputar, pero mejor despedirse de la categoría de plata con buenas sensaciones y con el honor de haber peleado hasta el final. Algo que frente al Zaragoza, sin ir más lejos, no se hizo. 

De todas formas, todavía quedan aficionados que sueñan con salvarse. De hecho, el vestuario no se ha cansado de repetir esta semana que está muy complicado, pero no imposible. ¿A qué se puede agarrar uno para seguir soñando con la permanencia?

Motivos de fe

  • El primer argumento para creer en la salvación es que el calendario final es muy asequible en comparación con las últimas semanas. El Nàstic tiene tres partidos con hasta tres rivales directos por la permanencia (Extremadura, Córdoba y Lugo). Dos de ellos son en el Nou Estadi y uno fuera en el Nuevo Arcángel. 
  • Las salidas que tiene el conjunto grana de aquí al final de temporada no son demasiado imponente, que no quita que sean muy difíciles y más si se tiene en cuenta al Nàstic, salvo la del Granada. En el resto de partidos como visitante, el Nàstic tendrá sus opciones (Almería, Córdoba y Alcorcón). 
  • En casa, serán rivales duros, pero a los anteriormente ya comentados, Numancia, Sporting, Elche y Mallorca serán los otros rivales que visiten el Nou Estadi. Elche y Numancia ocupan la zona media y Mallorca y Sporting sueñan con el play off. En todo caso, el Nàstic ya ha demostrado que cuando juega como local es capaz de plantarle cara a cualquier rival que tenga enfrente. 
  • Hay futbolistas que le han dado a la entidad tarraconense un salto cualitativo importante y que permiten creer que algún día sus compañeros se contagiaran. Bernabé, Luis Suárez, Kanté, Viti, Thioune… Todos ellos han demostrado estar muy implicados y han dejado claro con hechos que van a pelear por la zamarra grana hasta el último minuto.

Motivos de desesperación

  • No obstante, si la permanencia es una quimera es por el hecho de que hay varios argumentos irrefutables en contra de una posible salvación. El Nàstic no ha encadenado dos victorias consecutivas en lo que va de temporada. Para salvarse, debería acumular no dos, sino más victorias de manera consecutiva. Algo muy improbable si se tienen en cuenta los precedentes.
  • Necesita sumar los mismos puntos en estas 10 jornadas que ha sumado en todo lo que va de campeonato sobre el terreno de juego (21 puntos). Hay que recalcar que tiene 21 puntos sobre el campo, ya que los 24 puntos que tiene en la clasificación son debido a que se les ha sumado los tres puntos del no derbi disputado ante el CF Reus.
  • Es un equipo con muy poco gol y que su mejora en defensa no ha sido suficiente como para poder catalogarlo de un equipo fiable en fase defensiva. Tal es su poco punch ofensivo y defensivo que el cuadro rojinegro es el equipo con menos gol (18 goles) y el segundo más goleado (48 goles). 

Sin duda que hay más razones más sólidas para no creer en una posible permanencia. Es difícil pensar que este Nàstic va a ser capaz de completar un tramo final de temporada inmaculado que le permita salvarse. Los números no engañan.

El conjunto grana no ha sido capaz de ganar dos partidos consecutivos en lo que va de curso y tendría que firmar unos números de equipo de ascenso directo. No hay imposibles se suele decir, pero en este caso, difícil pensar lo contrario. El Nàstic afronta este domingo ante el Numancia el primer de los últimos diez partidos de la temporada. Probablemente, también en 2ª.

Temas

Comentarios

Lea También