Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nàstic: Una defensa de izquierdas

Vicente Moreno solo dispone de defensas zurdos para conformar una línea de retaguardia firme para recibir al Lleida, segundo clasificado
Whatsapp
Xisco y Molina se perderán el choque frente al Lleida por sanción. Foto: Pere Ferré

Xisco y Molina se perderán el choque frente al Lleida por sanción. Foto: Pere Ferré

El Nàstic encarará el partido ante el Lleida sin defensas diestros en el primer equipo. Ni laterales, ni centrales. Entre lesiones y sanciones Vicente Moreno se ha visto de golpe con dos agujeros en su sólida zaga, para preparar un choque vital, que puede valer el liderato final, ante el segundo clasificado. Ni Gerard (lesionado), ni Calavera (cedido al Olot), ni Xisco Campos, ni Xavi Molina (sancionados).

El técnico ha ido solventando todas y cada uno de las trabas que se han ido acumulando. El extenso plantel y el alto nivel competitivo de todos los jugadores, tanto de los titulares como de los suplentes, ha permitido superar los obstáculos. Siempre que había una sanción o una baja por cuestiones físicas había un futbolista de la misma demarcación listo para entrar en acción. La mayor parte de veces ha dado un resultado excelente. Pero las circunstancias negativas se han cebado con la parte derecha de la línea de retaguardia y esta semana tendrá que cabilar para completar una zaga en la que no habrá defensores diestros específicos.

La mala fortuna hizo que poco más de una semana después de ceder a Calavera al Olot, Gerard Valentín, lateral derecho titular, cayera gravemente lesionado de la rodilla. Sin dos jugadores específicos para esa demarcación, Moreno recuperó al Xisco Campos lateral –posición en la que jugó durante años y por la que llegó al Nàstic–. El de Binissalem pasó a apropiarse de la banda derecha, mientras que Molina se eregía como central junto a Pablo Marí.

Dos remiendos de altura que salieron de Alcoy descosidos por el colegiado andaluzDomínguez Cervantes. El árbitro que dirigió el choque en El Collao mostró tener la mano floja a la hora de amonestar a los jugadores. Enseñó doce amarillas. Siete al Nàstic. La primera para Xisco Campos cuando con tan solo se llevaban nueve minutos disputados. El capitán grana apenas tocó al futbolista local, pero el colegiado decidió sancionarle con la cartulina. El balear llevaba seis jornadas con cuatro amonestaciones. A una de completar el ciclo. Llegó en el peor momento.

Media hora después llegó la amarilla a Molina. Otra rigurosa y también quinta de la temporada que acarrea el partido de sanción.

 

Bertomeu titular

En estas llega el partido al Lleida. Con sólo tres defensas puros (Mossa, Pablo Marí y Pol Bueso). Todos ellos zurdos. A cuál más cerrado. Las opciones, a primera vista, son escasas. La más clara pasa por el jugador de la Pobla Víctor Bertomeu para el lateral derecho. El canterano entrena normalmente con el primer equipo y ya ha debutado esta temporada en el partido frente al Hércules, en el Rico Pérez. Dos minutos para quitarse los nervios del debut. Para eso quiso Moreno desflorarlo. Por si llegaba el momento de apostar por él desde el inicio.Le llegó la hora de completar la transformación de extremo a lateral para el futbolista de Amposta.

La otra incógnita es el acompañante de Marí. Y en el caso que fuera Pol Bueso, el otro defensor disponible en el primer equipo, quién de los dos ocuparía jugaría a pie cambiado. Si Marí, con más capacidad de desplazamiento, o el disciplinado Pol Bueso. Manolo Martínez es otro de los candidatos. Ya ha jugado en la zaga este curso –ante el Sant Andreu– y tiene experiencia en esa posición. Difícil semana para Vicente Moreno que deberá volver a tirar de inventiva. Tiene cuatro días para decidir.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También