Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nàstic: Una grada de Segunda

El Nàstic-Reus atrajo al Nou Estadi a 10.757 personas. Más que todos los partidos de Segunda división disputados en Catalunya juntos
Whatsapp
La afición del Nàstic está completamente volcada con su equipo. Foto: Lluís Milián

La afición del Nàstic está completamente volcada con su equipo. Foto: Lluís Milián

Tarragona está volcada con el Nàstic. Es, como apuntó Xisco Muñoz en Tac12, «una ciudad con ganas de fútbol». El domingo, en el derbi provincial ante el Reus, más de 10.600 seguidores granas acudieron al Nou Estadi para animar al equipo de Vicente Moreno. En la jornada 29. A falta todavía de nueve partidos para la conclusión del campeonato.

La afición del Gimnàstic ha respondido a la buena dinámica del equipo y ha vuelto a demostrar que a nivel de masa social, los granas pueden considerarse el tercer equipo de Catalunya, solo superados por FC Barcelona y RCD Espanyol.

Este mismo fin de semana, ni siquiera sumando los espectadores de los tres partidos de Segunda división disputados en Catalunya alcanzan a superar el número de aficionados del Nou Estadi. El duelo catalán, el Sabadell-Llagostera (1-1, marcador final) atrajo a la Nova Creu Alta a 2.799 espectadores. El Girona-Albacete, con el conjunto gerundense peleando por el ascenso a Primera, tuvo una entrada de 4.080. Tampoco el filial azulgrana convence. La visita del Racing llevó a 3.425 espectadores al Miniestadi. La suma de los tres partidos es de 10.304, más de 400 aficionados por debajo del Nàstic-Reus.

Ninguno de ellos superaría tampoco la afluencia al Nàstic-Lleida de la jornada 27, que fue de 7.571 espectadores.

 

Más que el Tartiere

Habría que mirar al estadio de Gran Canaria, donde se medían Las Palmas y Betis, para encontrar en la Segunda división una entrada mejor, con 21.143 aficionados en las gradas del campo isleño. El Nou Estadi superó en entrada a La Romareda (10.000), El Sadar (10.585), Mendizorroza (7.878) y el Nuevo José Zorrilla (8.700).

A la hora de hablar de grandes clubes de Segunda B las miradas siempre se centran en entidades históricas como el Cádiz y el Oviedo, habituales en Primera durante muchas temporadas. Dos equipos que, al igual que los granas, este curso pelean por el título en sus respectivos grupos (1 y 4). El Gimnàstic suele quedar al margen. Pero, sin ir más lejos, esta jornada la entrada al Nou Estadi ha superado a la del Carlos Tartiere. La victoria ovetense ante el Marino de Luanco, por 2-0, fue vista en directo por 10.558 espectadores. Algo más lejos está el Cádiz que metió en el Ramón de Carranza a más de 12.000 seguidores para ver a su equipo caer ante el Sevilla Atlético (0-2).

Datos que sitúan a la afición del Nàstic no solamente entre las mejores de Catalunya, en estos momentos, sino entre los clubes históricos de España.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También