¡Ojo, con lo que le viene al Nàstic!

El conjunto grana cerrará la primera vuelta en casa con tres partidos de altos vuelos. Atlético Baleares (1º), Villarreal B (2º) y Albacete (3º) serán los tres visitantes

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Los jugadores granas lamentan una ocasión errada. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Los jugadores granas lamentan una ocasión errada. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Si de algo puede presumir el Nàstic esta temporada es de su rendimiento en el Nou Estadi. El conjunto grana está firmando una temporada espléndida en su feudo en la que ha conseguido sumar cinco victorias y un empate, o lo que es lo mismo, 16 de los 18 puntos que han habido en juego. Cifras excelentes y que le colocan como uno de los mejores locales de toda la Primera RFEF. Unos números que le permiten estar en la media tabla y tener a tiro los puestos de play off pese a su pobre rendimiento como visitante.

Los de Raül Agné se encuentran en estos momentos en el peor momento del curso. Ya son cuatro jornadas sin conocer la victoria y las sensaciones del equipo no están siendo buenas. Capricho del destino, esta mala racha coincide con un tramo final de la primera vuelta que va a poner por delante tres partidos de alto vuelo en el Nou Estadi. Es el tiempo de los rebeldes y dar un paso adelante es una obligación. Los rivales que acuden en las próximas semanas al feudo grana intimidan, pero no asustan.

Si algo ha demostrado el Nàstic esta temporada es que en su casa no le teme a nadie. Tres partidos por delante como local quedan en una primera vuelta en la que el equipo grana anda muy cerca de firmar una nota de excelente en el Nou Estadi. Ahora tocan los tres exámenes finales. Tres duelos repletos de vértigo. Tres encuentros ante los tres primeros clasificados. Entre medio, los últimos tres partidos como visitante, pero eso es otra historia. Ahora toca pensar en el Nou Estadi y en el domingo.

El primer envite para los granas empieza este domingo a partir de las 16.00 frente al nuevo líder del grupo II. El Atlético Baleares aprovechó que el Villarreal B no jugó este fin de semana, ya que se aplazó su partido frente al Castellón, para adelantar al submarino amarillo en lo alto de clasificación. Lo hizo goleando al UCAM Murcia y dando un golpe sobre la mesa.

El proyecto balear era uno de los más ilusionantes de la categoría y unos pocos meses después lo está firmando sobre el verde. Es un claro candidato al ascenso y quiere conquistar el Nou Estadi para seguir siendo líder del grupo y para romper una racha de dos partidos como visitante sin ganar.

Tras el encuentro ante el Atlético Baleares, los granas visitarán Cornellà y recibirán al actual segundo clasificado, el Villarreal B, aunque con un partido menos que el líder. Será el 12 diciembre cuando el submarino amarillo acuda al Nou Estadi. El Vilarreal B ha sido el gran dominador del grupo durante los primeros meses de competición, pero se ha metido en una mala racha de resultados (tres partidos seguidos perdidos) que le ha condenado al segundo puesto y a perder toda la ventaja que había acumulado en un inicio de curso casi perfecto con ocho victorias, un empate y ni una sola derrota.

Tras el encuentro ante el filial groguet, el Nàstic visitará el feudo del Costa Brava y posteriormente cerrará su primera vuelta en casa frente al Albacete el próximo 9 de enero, el primer partido del año 2022. El conjunto manchego es otro rival de campanillas que ocupa en estos momentos la tercera posición del grupo II y que cada vez está traduciendo en mejores resultados la gran plantilla armada durante este pasado verano y que tiene como líder a Rubén de la Barrera.

Es cierto que fuera de casa es un rival mucho menos potente que como local, pero nunca hay que fiarse de un equipo que si está el tercero clasificado es por algo. Ya fuera de casa, el Nàstic cerrará la primera vuelta frente al Linense.

El feudo grana tiene por delante tres pruebas de fuego. Tres conquistas que podrían reenganchar al equipo a la pelea del play off pese a su mal rendimiento como visitante. La confianza es absoluta porque la comunión entre el Nou Estadi y el equipo es total. Hay motivos para creer que el Nàstic se va a marchar sin ninguna cornada tras torear a tres miuras como los que vienen. Es tiempo de valientes.

Temas

Comentarios

Lea También