Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Otro récord a tiro

El Nàstic de Vicente Moreno puede igualar en Elda las once victorias fuera de casa al conjunto de la temporada 2005-06, cuando Luis César logró llevar al cuadro grana a Primera
Whatsapp
Vicente Moreno dirigirá su partido número 68 en el Nàstic. Foto: Lluís Milián

Vicente Moreno dirigirá su partido número 68 en el Nàstic. Foto: Lluís Milián

No hay semana que pase, que el Nàstic de Vicente Moreno o algun jugador de la plantilla, deje atrás un nuevo registro histórico. Han caído unos cuantos desde que acumularon once victorias consecutivas la temporada pasada. Ya son el mejor Nàstic de la historia en Segunda B pero quieren más y mientras transitan, paso a paso, hacia el objetivo del ascenso, van dejando un reguero de récords.

El próximo registro histórico que podría caer es el de partidos ganados fuera de casa. Llevan diez victorias a domicilio y están a una de las once que logró Luis César en la temporada del ascenso (2005-06). Pueden lograrlo esta misma jornada, en Elda, aunque tendrán dos oportunidades más en el campo del Olímpic de Xàtiva o en el último encuentro de liga en el Miniestadi de Villarreal. En cualquiera de estos estadios valdría para igualar o superar un registro de otro equipo histórico del club.

«Tiene mucho mérito ganar fuera de casa y hacerlo diez veces es una barbaridad», decía ayer Vicente Moreno en la rueda de prensa previa al partido frente al Eldense. Al técnico valenciano le encantan las estadísticas y disfruta con cada nueva marca que logran sus hombres. Sea a nivel colectivo o individual, porque «aunque este tipo de registros sean anecdóticos van de la mano de los resultados y te llevan a conseguir los objetivos».

 

Alabanza al Eldense

Una de los aspectos que ha mejorado el equipo grana para llegar a las diez victorias es la adaptación a terrenos de juego menos propicios, como pueden ser Montigalá, el Narcís Sala o incluso el Nuevo Pepico Amat de Elda. «Siguen siendo un handicap», apuntó Moreno, porque «no estamos acostumbrados», pero «la temporada pasada nos costaba más ganar en estos campos pequeños».

Un motivo más para afrontar el partido de esta jornada, que el técnico calificó como «el desplazamiento más duro de los tres que quedan porque es el más inmediato», como le gusta decir al entrenador, que advierte del peligro del Eldense: «Me sorprende su situación en la tabla(17º en zona de descenso) porque tiene jugadores para estar más arriba».

No le convenció la piel de cordero con la que se vistió su homólogo en el banquillo alicantino, Rubén Albés, que aseguró «sería una sorpresa derrotar al Nàstic ya que todos nos dan por muertos». Para el técnico grana en «el fútbol se pueden dar tres resultados (victoria local, empate y victoria visitante no hay ninguna sorpresa».

El Nàstic le saca ocho puntos de ventaja al segundo clasificado. Una distancia considerable pero que el técnico grana no considera suficiente hasta que el liderato no esté cerrado. «Ganar en Elda nos daría más posibilidades de poder certificar el campeonato la próxima semana en casa ante el Huracán». Pero solo es una mera suposición. Antes del duelo entre el primero y el segundo, hay tres puntos en juego.

 

Renovación aparcada

«Eso de la rotación sirve para el Barça o el Real Madrid, nosotros gestionamos los minutos para dar entrada a jugadores que los necesitan, porque nos interesan sus características para ese partido en concreto o porque durante la semana se han merecido jugar», respondió el técnico sobre posibles cambios en el once.

Uno de los candidatos a saltar el domingo al césped alicantino el Luismi, recuperado hace ya algunas semanas que espera pacientemente su oportunidad. Moreno valoró la actitud del centrocampoista cacereño «entrenando de forma fantástica» y aseguró que «si sigue en esta línea tarde o temprano tendrá su momento».

Preguntado sobre su continuidad, después de que el presidente Josep Maria Andreu le dejara la puerta abierta para firmarla cuando quisiera, el técnico valenciano quiso aparcar el asunto:«No es momento de hablar. Me agrada que me valore el club y yo estoy a fusto, pero ahora estamos centrados en los objetivos, ya habrá tiempo para todo».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También