Pablo Fernández: "Quini es un ejemplo"

El delantero asturiano formado en Mareo marcó su primer gol oficial con la camiseta del Nàstic ante el Linares

J. APARICIO/J. MORENO

Whatsapp
Pablo Fernández posa en el Nou Estadi tras el entrenamiento del miércoles. Foto: Alfredo González

Pablo Fernández posa en el Nou Estadi tras el entrenamiento del miércoles. Foto: Alfredo González

Pablo Fernández (Candás, 1996) se estrenó como goleador en partido oficial con la camiseta del Nàstic frente al Linares. Era un tanto anhelado para un delantero que reconoce que necesitaba marcar. En realidad, todos los arietes viven del gol y el asturiano no es excepción, aunque suma al equipo con otras muchas virtudes. Formado en la cantera del Sporting y con Quini como espejo, Fernández busca el ascenso con el Nàstic a Segunda División. Ese es el objetivo y no se esconde.

Tenía ya ganas de ese primer gol.

Los delanteros vivimos de esto y últimamente estaba jugando peor y necesitaba esa confianza y marcar el domingo pasado me da mucha más moral para estos próximos partidos.

Además el gol llegó después de que le anularan otro.

Cuando me lo anuló, pensé: «por favor, no me pude pasar esto a mí que llevo tanto tiempo buscándolo». Luego tuve suerte de marcar otro y fue una liberación muy grande.

Me da la sensación de que es delantero y vive del gol, pero no es el clásico delantero. Sus virtudes van más allá, ¿no cree?

Es verdad que puedo bajar y asociarme con los compañeros y en el juego directo puedo quedarme con los balones largos para iniciar jugada en campo contrario.

¿Le asusta la competitividad que hay delante?

No, somos un grupo muy bueno. Los cuatro nos llevamos muy bien y nos apoyamos siempre si juega uno u otro.

No es fácil salir en el primer tiempo sin calentar. ¿Cómo lo vivió?

No es fácil después de ver a un compañero que se lesiona y no sabes que ha pasado y más con mi cuerpo que me cuesta más calentar. El otro día me costó menos que otras veces y me adapté rápido al partido.

A la idea de Agné también se ha adaptado rápido.

Desde el primer día las ideas del míster me llegaron muy bien y ese es el fútbol que a mí me gusta.

En casa son una roca.

Cinco partidos y cinco victorias. La gente me parece increíble, venía de un campo en el que había mucha menos afición y es un lujo estar aquí.

¿Cómo cambia de jugar en el campo del Cornellà al Nou Estadi?

Es todo diferente. Venia de un campo pequeñito, artificial y tenía claro que quería jugar en césped natural y si podía ser en un estadio y que mejor que aquí.

¿Cómo es crecer en Mareo?

Es un lujo. Es una de las mejores ciudades deportivas de España. No te das cuenta de lo que tiene hasta que sales de ahí. Salir fuera y ver lo que hay también es una experiencia positiva que te abre muchas puertas.

¿Cómo llega a la cantera del Sporting?

Empecé en el equipo de mi pueblo y al Sporting me fui en Infantiles. Siempre me quiso desde que empecé, pero nunca me decidía porque me costaba salir de mi clima y de casa, pero al final en Infantiles di el paso.

No es fácil mantenerse en una cantera así, ¿no?

Tienes a 20 chicos que buscan lo mismo que tú. En mi época acabé cadetes y casi todo el equipo nos fuimos. Yo me fui dos años y estuve en el equipo de Tercera de mi pueblo, aunque luego me llamaron de nuevo para el filial.

Se le ve muy familiar, ¿es así?

A mi hasta hace muy poco me costaba salir de casa hasta solo para dormir fuera un día, peor al final di el paso y en Cornellà estuve mucho a gusto de lo que me iba a imaginar y aquí mucho mejor.

¿Maduró mucho más fuera que en casa?

Soy una persona totalmente diferente a hace tres años. Yo antes dependía en todos de mis amigos y mi familia y ahora los años fuera se me pasan muy rápido. En Cornellà en los dos años solo fui a casa en las vacaciones de verano. Echo de menos a mi familia y mis amigos, pero sabes que va a llegar el momento de verlos.

¿Qué supone Quini para un canterano del Sporting?

Allí es la imagen. Yo me llevaba muy bien con él, hablábamos todos los días y cuando falleció fue un golpe muy duro. Es un ejemplo a seguir.

¿Sigue al Sporting todavía?

Suelo verlos casi todos los partidos que puedo porque tengo amigos con los que he jugado toda mi vida.

¿Cómo pasa el tiempo en Tarragona?

De momento he ido a conocer todo lo típico de aquí. Mi novia tiene familia aquí y nos están llevando a visitar toda la ciudad.

¿Qué espera de este año?

En lo colectivo lo tenemos muy claro que es estar en Segunda División el año que viene, y en lo individual quiero mejorar cada día y llegar a la máxima cifra de goles posibles.

Temas

Comentarios

Lea También