Más de Deportes

Deportes Grupo C

Países Bajos se da un homenaje ante Macedonia

Depay y Wijnaldum lideran el recital ‘orange’ ante una Macedonia del Norte que despide con honores a su capitán Pandev

FRANCISCO MOYA

Whatsapp
Depay anotó uno de los tres goles de la selección de Países Bajos. FOTO: EFE

Depay anotó uno de los tres goles de la selección de Países Bajos. FOTO: EFE

Sesión de tarde emotiva en el Johan Cruyff Arena, donde nunca hubo partido pero sí momentos preciosos. El choque era un trámite, sin nada en juego. Pero ambas selecciones se esmeraron y el encuentro fue más entretenido de lo que todo el mundo presagiaba. Dominó claramente Países Bajos, que metió tres y pudo hacer seis. Macedonia del Norte, sin embargo, puso entrega, coraje y orgullo. Hicieron dos goles los balcánicos que fueron anulados por fuera de juego y hasta el último instante buscaron el tanto del honor. Lo merecieron, pero no lo encontraron.

Uno de los momentazos del torneo llegó cuando se paró el partido en el minuto 69 para que fuera sustituido Goran Pandev, capitán y referente absoluto de los macedonios. A sus 38 años deja la selección, tras dos décadas de impagable servicio a su país. Todos sus compañeros le hicieron un pasillo y el estadio entero lo despidió puesto en pie. Ya perdía 0-3 Macedonia cuando su estrella dijo adiós. Los neerlandeses, con la mayoría de sus titulares en el once, entraron al partido muy relajados. Y necesitaron un doble aviso (gol anulado a Trichkovski y lanzamiento a la madera de Trajkovski) para despertar. Bastó una brutal aceleración de Donyell Malen en el centro del campo para armar una contra de libro.

La empujó a la red Memphis Depay, para celebrar así su reciente compromiso con el Barça.

Tuvieron que pasar dos partidos y medio de Eurocopa para que Frank de Boer cambiara su 5-3-2 por el 4-3-3 que la afición ‘orange’ reclama desde hace meses. Experimentó, eso sí, con los deberes hechos y sabiendo que el resultado no influiría en el cruce de octavos. En el descanso entraron Timber y Berghuis, para dar descanso a De Vrij y Dumfries. Y no le fue nada mal a los neerlandeses con el dibujo táctico que tanto le ha dado a su fútbol en las últimas décadas.

La sacudida fue tremenda. Wijnaldum hizo un doblete en siete minutos y perdonó el ‘hat-trick’ fallando una clara ocasión al borde del área chica. Y Weghorst, al poco de entrar por Memphis Depay, soltó un derechazo que explotó contra el travesaño. Solo el improvisado homenaje a Pandev frenó el apetito de los de Frank de Boer.

Temas

Comentarios

Lea También