Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Paola Soldevila, campeona feliz

La defensa de Porrera (22 años) estrenó el sábado su palmarés con la Copa de la Reina que logró con la camiseta de la Real Sociedad en Los Cármenes

Jaume Aparicio

Whatsapp
Paola Soldevila, campeona feliz

Paola Soldevila, campeona feliz

Afónica, con los efectos de la celebración todavía latentes, Paola Soldevila (Porrera, 22 años) trata de asimilar la gesta que su equipo, la Real Sociedad, logró el sábado en el Estadio Los Cármenes de Granada. Un campo lleno para ver a la jugadora tarraconense y a sus compañeras txuri-urdin levantar el título de Copa de la Reina ante el todopoderoso Atlético de Madrid.

«Todavía no me lo creo. No soy consciente de lo que significa a nivel personal y para el club», dice Paola Soldevila al Diari. Desde que la árbitra María Dolores Martínez Madrona señaló el final del encuentro las emociones se desbordaron. Paola comenzó a correr. Primero a un lado. Luego hacia el otro. «Lo primero que pienso es que lo hemos conseguido. Que todo el sacrificio de la temporada ha servido para lograr el objetivo que nos marcamos en julio con el psicólogo del equipo», comenta la defensora de Porrera.

Se sufrió y mucho para poder estrenar el palmarés de la Real Sociedad femenina. Las jugadoras de Gonzalo Arconada eran las tapadas de la final. El Atlético era el claro favorito. Una semana antes las colchoneras se habían proclamado campeonas de LaLiga Ibedrola precismante con una victoria en Zubieta (1-3), hogar txuri-urdin. «Era normal que fueran favoritas. Se lo han merecido. Nosotros buscábamos dar la sorpresa y lo conseguimos», señala Soldevila.

Y eso que la final comenzó mal para la Real Sociedad. Esther González, la jugadora que venía de hacer un hat-trick en el último partido de liga anotó el 1-0 al cuarto de hora. Tocaba una hazaña aún mayor de la esperada para levantar la Copa. Un error de la portera Lola Gallardo propició el empate de Palacios. El 1-2 llegó en el segundo acto, cuando Nahikari remató a bocajarro una dejada de Eizaguirre. Comenzó el acose y derribo de las madrileñas contra el arco de Quiñones. Paola Soldevila aguardó su turno en el banquillo debido a unas molestias que le habían incordiado durante las últimas tres semanas y un mes sin mucha participación en el equipo. Todo se olvió cuando Arconada le llamó para saltar al césped en sustitución de Bea Beltrán. Salió cuando faltaban diez minutos para el final con el único objetivo en mente «defender la portería mientras pasaban los minutos». Un trabajo encomiable el de la exjugadora de Reus (2011-12) y Nàstic (2012-13) para ayudar a conquistar el título.

Una Copa que mientras Sandra Ramajo la cogía de manos de la Reina Letizia, Paola no podía dejar de mirar. Tenía muchas ganas de tenerla en sus manos y dedicársela con todas sus fuerzas a su padre, a su hermano,  su tia, a sus amigos y amigas de toda la vida y, en especial a su madre, que «desde donde está nos manda todas sus fuerzas».

Jornada de recibimiento

El domingo fue intenso. Las campeonas fueron recibidas como se merecían desde nada más aterrizar con el avión procedente de Granada. Luego, la recepción en Zubieta, «con toda la afición esperándonos». No faltó la visita a la Diputación Foral para cerrar la jornada con una sonora ovación de Anoeta antes del partido entre el equipo masculino y el Real Madrid. «Espectacular», resume Paola Soldevila que añade «estamos orgullosas del aficionado txuri-urdin».

Una hinchada que hace tiempo que cree en el fútbol femenino. Se desplazó en masa hasta Granada, ciudad que «también se volcó con el partido», agradece la defensa de Porrera. Ha sido un año magnífico para el crecimiento del fútbol femenino con records de asistencia (60.739 espectadores en un Atlético-Barça). «La gente está ilusionada con el fútbol femenino. Hay que agradecer este crecimiento a los aficionados  quehan respondido en todos los estadios, las teles que retransmiten partidos y todos los pasos que han hecho los clubes para llegar hasta aquí». Pero por encima de todo eso, Paola, a vosotras, las futbolistas.

Temas

Comentarios

Lea También