Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes PÁDEL

Papá, ¡qué bueno que viniste!

Darío y Javier Gauna decidieron formar pareja en el provincial de pádel para que su padre les viera jugar juntos por primera vez. Gustavo, recién llegado de Argentina, tuvo recompensa: sus hijos ganaron el torneo

Francesc Joan

Whatsapp
Javier y Darío Gauna, el pasado domingo, justo antes de disputar la final del provincial ante Gerard Gras y Marino Pérez. Foto: CT Tarragona

Javier y Darío Gauna, el pasado domingo, justo antes de disputar la final del provincial ante Gerard Gras y Marino Pérez. Foto: CT Tarragona

«¿Peloteamos chicos?». Augusto lanzaba la pregunta a pie de pista. Apoyados junto a la verja, a unos metros de distancia, Javier y Darío realizaban sus últimos ejercicios de calentamiento. Faltaba poco para que arrancara la participación de ambos en el provincial absoluto en las instalaciones del Club Tennis Tarragona. Papá Gauna insistía. «¿Peloteamos un ratito antes de que lleguen sus rivales?». «Esperad papi», le contestaban sus dos hijos varones mientras dialogaban sobre algunos aspectos tácticos.

Uno y otro tienen más que interiorizado el ABC del pádel. Acumulan centenares de torneos en sus piernas y brazos. Pero llevaban meses sin jugar juntos. Desde octubre. Sólo se juntan en torneos puntuales. Y esta vez querían que todo saliera bien. Que nada quedara a la improvisación. La ocasión se lo merecía. Gustavo nunca les había visto jugar juntos desde que Darío (40 años) y Javier (34 años) se trasladaron a España. Han pasado ya, respectivamente, 16 y 12 años de aquello.

Así que papá Gauna andaba ansioso por presenciar por primera vez un partido de sus dos hijos formando tándem, coincidiendo además con su primera visita a España. María Inés Salas, su esposa, la madre de Javier y Darío, tampoco perdía detalle junto a ellos. Estaba igual de ilusionada.

Gustavo es un apasionado del pádel. Le conocen bien en la zona Oeste de Buenos Aires, en Morón, donde ha ganado multitud de competiciones de veteranos. Allí le recuerdan también jugando torneos de fin de semana junto a Darío, quien empezó a darle a la bola junto a él hasta que el destino les separó.

Una vida de pádel

Darío se vino poco después de jugar el Mundial de Francia del año 2000 con Argentina, donde era compañero de entrenamientos del gran Fernando Belasteguín. Y aquí se labró un historial importante, jugando también el World Pádel Tour. Ahora mismo ejerce como director deportivo del Hispano Francés de Barcelona, donde reside y tiene su propia marca, Big Fine Europe. Está casado además con Núria Rivas, jugadora número 86 del World Pádel Tour femenino y 9 de Catalunya, así que en su casa se respira pádel por los cuatro costados.

Desde su paternidad las obligaciones familiares impiden al mayor de los Gauna jugar con la misma asiduidad que antes, aunque esta temporada disputará los torneos más cercanos del WPT (es el 188 del ránking) y por supuesto competiciones del circuito catalán -de plata hacia arriba- en el que ahora mismo es el 15º. Su pareja fija durante todo el año será el francés Robin Haziza, que entrena con él.

Javier, que empezó a practicar este deporte ya en España, es uno de los más reputados monitores de nuestra zona. Tiene su base en el Pádel Reus, donde suele dar sus clases. Y como su hermano, un talentoso jugador, tiene su marca, Puzzle Pádel. Este 2017 disputará también los mejores torneos del circuito catalán, aunque en su caso no tiene definida su pareja.

Gustavo les disfrutó como un aficionado más viéndoles sobre la pista durante el provincial. Los hermanos Gauna confirmaron los pronósticos -eran los cabezas de serie números 1 de la competición- y se adjudicaron el torneo tras ceder únicamente un set, el de la final en la que se impusieron ante Marino Pérez y Gerard Gras.

Fue el primer campeonato provincial que ganó Javier, que gracias a los puntos obtenidos se ha situado cuarto del ránking tarraconense; y el tercero consecutivo que consigue Darío, quien la temporada pasada se lo llevó junto a Luis Ferrini en el Pádel Nou de l’Hospitalet (vencieron en la final a Tonet Sans y Sergio Bursa) y en 2015, también con Ferrini, en el Global (frente a Carlos Belles-Schugere Purchachert).

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También