Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pedro Martín, goleador total

El delantero malagueño suma tres goles en cuatro jornadas tras su doblete ante el Ebro y ya es pichichi del grupo III junto a Torras del Ejea

Juanfran Moreno

Whatsapp
Pedro Martín, goleador total

Pedro Martín, goleador total

Pedro Martín ha tardado cuatro jornadas en demostrar que su fichaje por el Nàstic apunta a ser una de las mejores decisiones que ha tomado el club grana en los últimos veranos. Ante el Ebro dejó claro que se trata de un futbolista diferencial en la categoría tras conseguir un doblete en las dos únicas ocasiones que dispuso. Dos goles que le dieron la primera victoria de la temporada al conjunto grana y que reafirmaron al ‘17’ como un delantero en mayúsculas.

Hay que recordar que su llegada se produjo cuando ya nadie contaba con ella. Fue en la recta final del mercado, la entidad tarraconense decidió finalmente abonar la cláusula de rescisión del jugador del Lleida que se disparaba hasta los 150.000 euros. Una decisión que se había estado estudiando todo el mercado y que finalmente se terminó por concretar. Siempre había sido una de las primeras opciones y cuando el Nàstic se decidió a dar el paso se encontró con un Pedro Martín loco por vestir la zamarra grana. La operación se cerró a contrarreloj y tanto club como jugador respiraron aliviados.

En los cuatro primeros partidos de temporada, Martín ya ha dejado claro que su precio no es ni mucho menos excesivo visto su rendimiento sobre el terreno de juego. El ariete malagueño va camino, incluso, de provocar que su coste vaya a ser percibido como barato de seguir así. Son tres goles los que suma en las cuatro primeras fechas y la afición grana presume de sentir una conexión especial con él.

El punta andaluz no tuvo tiempo para asentarse en la ciudad que ya había debutado con el Nàstic ante el Llagostera. Fue un partido para el olvido en lo colectivo, pero lo cierto es que su actuación estuvo muy por encima de la media. No marcó, pese a que estrelló un cabezazo en el palo, pero sus prestaciones ya fueron ilusionantes. Demostró que sin marcar también podía aportar mucho al juego tarraconense y eso siempre es una buena noticia.

En todo caso, no tardó mucho en estrenar su cuenta goleadora. Fue en la segunda jornada ante el Barça B en el Estadi Johan Cruyff, con una definición sublime por debajo de las piernas del portero rival. Demostró frialdad y temple en un contexto en el que otros se nublan. Además, estuvo a punto de marcar un doblete pero volvió a estrellar un cabezazo en el larguero. En su segundo partido en el Nou Estadi tampoco pudo marcar. Lo cierto es que la actuación del equipo no le ayudó en ello. El Nàstic fue superado por el Andorra en todas las facetas del juego y Pedro Martín tuvo que vivir aislado en la punta del ataque.

Su primer gran día

En esta última jornada, Pedro Martín ha vivido su primer gran día como jugador del Nàstic. Apareció cuando más se le necesitaba, como todo gran jugador. El Ebro estaba siendo un equipo que estaba plantando batalla y que quería colocar al conjunto grana en la tesitura de no conocer la victoria en las primeras cuatro jornadas. Sin embargo, el punta malagueño apareció en la segunda mitad para reventar el partido.

Marcó dos goles en los que demostró una vez su calidad, frialdad y personalidad. En el primer tanto estuvo donde tuvo que estar en el momento oportuno y en el segundo gol definió con una tranquilidad pasmosa tras tirar un desmarque que Pol Valentín leyó a la perfección tras robo. Más allá del doblete, demostró que no se arruga sea cual sea el contexto y que el pundonor siempre lo lleva por delante. Lo suyo fue el premio al sacrificio.

Tras el partido, Pedro Martín volvió a dejar claro que en Tarragona se siente feliz y que eso le lleva a jugar con una ilusión que de momento provoca que su rendimiento no admita sospechas. Tres goles en cuatro partidos, trabajo, juego aéreo y capacidad para caer a banda y asociarse. Virtudes que le reafirman como un delantero completo y determinante.

Tal ha sido su inicio de temporada, que ha superado el que consiguió el curso pasado con el Lleida en el que en las cuatro primeras jornadas anotó dos goles. La temporada pasada finalizó con 16 goles pese a que no firmó una buena segunda vuelta. Este año va camino de superar su registro.

Pedro Martín parece haber caído de pie en Tarragona. La afición comienza a verle como un nuevo ídolo y las redes sociales se han llenado de mensajes de seguidores granas agradeciéndole su excelsa actuación ante el Ebro. Él sigue a lo suyo, sin sobrevalorar los goles y celebrándolos con una naturalidad impactante, como si no costaran. Ante el Cornellà buscará celebrar su primer gol en el Nou Estadi. Por calidad y tesón no será.

Temas

Comentarios

Lea También