Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Fútbol

'Pipa' (Nàstic): "El Stage en La Oliva nos unió como equipo"

El jugador cedido por el RCD Espanyol es uno de los jugadores más utilizados por Enrique Martín, aunque sea en una posición diferente

Jaume Aparicio

Whatsapp
Pipa posa para el Diari después del entrenamiento con el equipo. Foto: Pere Ferré

Pipa posa para el Diari después del entrenamiento con el equipo. Foto: Pere Ferré

Gonzalo Ávila (Esparraguera, 21 años), conocido futbolísticamente como ‘Pipa’,  era uno de los jugadores deseados por la dirección deportiva en verano. Su fichaje, por momentos avanzado, no se culminó. Hubo que esperar cinco meses para verlo vestido con la camiseta del Gimnàstic. Desde su llegada en el mercado de invierno no se ha perdido ni un solo encuentro. De carrilero o de extremo, posiciones a las que se ha tenido que adaptar.

Titular en todos los partidos desde tu llegada a Tarragona. Así vale la pena salir cedido.

La verdad que sí. Era la idea que tenía desde un principio. Lo que pasa que luego llegas a un sitio nuevo, te tienes que adaptar, entrenar bien, que es lo primordial, etc. Agradecido al técnico por la confianza y los minutos que me está dando.

¿Que seas titular desde tu fichaje habla más de la necesidades del equipo de un jugador de tu perfil o de tu capacidad para adaptarte a las exigencias?

Supongo que un poco de ambas. Yo intento aportar todo, pero la valoración final es del míster que tiene percibir esas capacidades para ponerme o no. Mi obligación es trabajar durante la semana al cien por cien para estar a la altura de las exigencias del míster. 

En verano ya parecía que estabas cerca de fichar, pero no acabó de cerrarse.

Tampoco me llegó nada claro. Solo rumores. Al final no salí y decidí aguantar hasta el mercado de invierno, cuando se dieron las condiciones para salir.

Fueron seis meses en los que no contaste para Rubi, técnico del primere equipo del Espanyol ¿Sientes que perdiste el tiempo?

No creo. Entrenar con un primer equipo como el Espanyol te sirve mucho para aprender, aunque solo sea entrenando. Además me sirvió para estar bien físicamente y llegar aquí en buena forma.

El debut con el primer equipo  blanquiazul se te resiste.

Siempre queda esa espinita clavada de no haber podido tener esos minutos. Pero todavía tengo tiempo. Ya llegará si tiene que llegar. Tengo contrato con el Espanyol así que toca esperar si se da la oportunidad. 

Enrique Martín te ha utilizado como carrilero y como extremo, pero aún no lo has hecho de lateral, tu posición más natural.

De más pequeño sí que jugué de extremo. Luego acabé reconvertido en lateral. Me siento más cómodo viendo el juego y llegando desde atrás. Creo que es mi virtud. Pero cuando el míster me puso de extremo me vi capacitado e intenté adaptarme. No es mi posición y se puede notar, pero trato de aportar lo máximo en esa posición. De carrilero me acomodo más, porque tengo más recorrido.

¿Qué es lo que más te ha costado en esa readaptación?

Así como de lateral siempre vas de cara, en el extremo te ves situaciones en las que tienes que estar perfilado, aguantar de espaldas o ir a una peinada de un punto. Poco a poco vas intuyendo esas situaciones y te vas sintiendo más cómodo.

¿Cómo te preparas en ese proceso de mejorar en una posición diferente a la tuya, más allá de los entrenamientos?

En mi caso viendo fútbol. Partidos de Primera División o de Champions League donde te fijas en los movimientos de los grandes jugadores de arriba para ver cosas y detalles que te puedan servir. Situaciones en las que el balón está lejos observas qué hace ese futbolista que ocupa tu misma posición. Siempre trato de estar pendiente para ver en qué aspectos puedo mejorar. 

Desde el extremo llegar al remate es más habitual. ¿Le diste muchas vueltas a esa ocasión en Riazor?

Pues sí. El primer partido que jugué aquí contra el Córdoba también tuve una ocasión clara que se me fue arriba. Me fui bastante pensativo. Era el minuto que era y ese gol nos hubiera dado la victoria en un campo muy complicado. Son cosas del fútbol. Un día le das mal y se va para dentro y otros le das bien y se marcha fuera. 

¿Sirve como reflejo de lo que le está pasando al Nàstic esta temporada? 

Exactamente. Nos ha faltado esa suerte en algunos momentos. El otro día, ante el Albacete, por fin obtuvimos el premio que merecíamos. Si esos detalles nos salieran bien sería más sencillo escalar más rápido en la tabla clasificación. 

¿Qué factor ha desencadenado ese cambio que ha dado el equipo en las últimas jornadas?

Por encima de todo, el vestuario. Hemos hecho un cambio muy positivo en cuanto a grupo y entrenador. Nos hemos puesto muy serios en muchos aspectos. Muchas normas. Hay más alegría y en los entrenos más profesional. 

Llegaste de los primeros en el mercado de invierno y viviste esa transformación de la plantilla. ¿Qué ha cambiado?

Fue muy importante el stage en La Oliva nos fue muy bien como grupo. Nos unimos en la convivencia.

Fútbol draft le ha escogido, por ahora, entre los 72 mejores jóvenes del fútbol español. ¿Cómo sienta eso?

Llevo varios años que aparezco en el primer corte. Es una cosa que te sube la autoestima. Ves que valoran tu trabajo. Veremos si pasamos el próximo corte, aunque hay jugadores muy buenos en mi posición. 

¿Eres los que dan importancia a los reconocimientos individuales en el fútbol?

No. Creo que son un más a más para el jugador. Lo primero es que el grupo y tu equipo vaya bien. Lo de los premios o reconocimientos individuales vienen generados por el colectivo. El grupo te hace mejorar y dar tu mejor versión. No hay que darle mucha importancia.

Llevas en el RCD Espanyol desde que eras un alevín. 

Muchos años. Es el club que me ha dado la oportunidad de saltar hacia arriba.

¿Qué destacarías de la cantera blanquiazul?

Es una de las grandes. Compite con el Barça en todas las categorías inferiores y en algunas el Espanyol ha sido superior. Es un fútbol base que educa muy bien a sus jugadores. Disciplina, lucha. Creo que se caracteriza. Por eso hay tantos canteranos que han dado el salto. 

¿Qué Pipa nos encontramos más allá del terreno de juego?

Muy sencillo. Me gusta estar siempre contento y gastando bromas a los amigos. Por las mañanas no soy de los que está serio, me gusta estar contento a todas horas.

Temas

Comentarios