Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pipa, de indiscutible en el Nàstic a fuera de la convocatoria ante el Mallorca

FÚTBOL. El lateral cedido por el Espanyol acumulaba 17 partidos consecutivos desde su llegada, pero ante el Mallorca no entró en la lista de convocados

Juanfran Moreno

Whatsapp
Pipa en un partido contra el Córdoba esta temporada.

Pipa en un partido contra el Córdoba esta temporada.

Gonzalo Ávila ‘Pipa’ fue el gran damnificado en el partido frente al Mallorca. El lateral cedido por el Espanyol pasó de ser un futbolista indiscutible en el once de Enrique Martín a quedarse fuera de la convocatoria. 17 jornadas consecutivas acumulaba el jugador perico siendo titular con el Nàstic. Desde el 6 de enero de 2019 frente al Córdoba, en el partido en que debutó con la zamarra grana, lo había jugado todo. De hecho, solo había sido sustituido en cinco de los diecisiete partidos.

Cierto es que ante el Extremadura tuvo que ser sustituido en el 40’ por molestias, pero en el parte médico de la semana pasada no apareció como baja y Enrique Martín tampoco habla de unas posibles molestias en la rueda de prensa previa al partido ante el Mallorca, por lo que el hecho de que se quedara fuera de la convocatoria todo apunta que fue por decisión técnica.

Ante el cuadro bermellón, Pol Valentín fue titular y cuando su estado físico dijo basta, Iván López entró en su lugar. Dos rivales que amenazan el lateral derecho del que Pipa ha sido dueño durante la segunda vuelta. Son solo cuatro los partidos que restan, pero los tres jugadores que optan para el flanco diestro tienen ganas de jugar y reivindicarse de cara a la temporada que viene.

Pol Valentín es consciente de que este tramo final de temporada puede ser clave para el futuro inmediato. El Nàstic le tiene muy en cuenta para el curso que viene y el jugador ya ha manifestado públicamente que quiere seguir en Segunda B, pero reclamando unas oportunidades que hasta ahora no se le han puesto encima de la mesa. Con Sergi Parés y Xavi Bartolo, el futuro director deportivo y entrenador del Nàstic, observándolo desde la lejanía, quiere demostrar que puede ser uno de los pilares para intentar el regreso al fútbol profesional.

Su declaración de intenciones llegó ante el Extremadura y se confirmó ante el Mallorca. El lateral de Aviñonet se volvió a convertir en uno de los principales argumentos ofensivos del cuadro grana y en fase defensiva demostró seguir progresando adecuadamente. Solo unas molestias físicas, producto de la falta de minutos en sus piernas, le impidieron completar el partido.

En su lugar, Iván López entró al terreno de juego. Enrique Martín le dio la oportunidad al que en teoría iba a ser el dueño del lateral derecho del Nàstic esta temporada tras la marcha de Kakabadze. Sin embargo, las lesiones le han lastrado desde el minuto 1 de la campaña y su estancia en Tarragona no será recordada de manera grata. El Levante le cedió con la intención de que recuperará su potencial, llegó a ser uno de los laterales con más proyección del país, pero ha visto como su problema con las lesiones no ha hecho más que incrementarse.

Ante el Mallorca volvió a tener minutos después de muchos meses sin hacerlo (230 días en concreto) y tuvo varias acciones ofensivas de buen nivel. Nadie duda de que es un futbolista con gran potencial si las lesiones le respeta, pero al Nàstic ya le sirve de bien poco todo lo que pueda aportar de aquí al final de temporada. En todo caso, buscará tener minutos para volver a sentirse futbolista y colocarse en el mercado. Su contrato finaliza el 30 de junio de 2019 con el Levante y no parece que el club granota tenga intención de ampliar la vinculación de un futbolista, que por cierto, siempre ha gustado y mucho desde su aparición a Sergi Parés. 

Por último, Pipa regresará al Espanyol, pero quiere hacerlo poniendo el broche a una cesión que le ha venido muy bien para tener minutos en el fútbol profesional pese a que a nivel colectivo haya visto como no ha podido ayudar a que el Nàstic haya salvado la categoría. El Espanyol ha demostrado apostar por la cantera en el último año y si completa una buena pretemporada podría ganarse un hueco en el primer equipo, algo que hizo en los primeros seis meses de temporada, pero sin minutos oficiales a sus espaldas.

Temas

Comentarios

Lea También