Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Poderoso líder (Nàstic 3 - 2 Villareal B)

El Nàstic sumó ante el Villarreal B su tercera victoria consecutiva que le permite finalizar la primera vuelta como campeón de invierno. Marcos, de penalti, y Rayco, en dos ocasiones, batieron a un resistente filial que peleó hasta el final
Whatsapp
Xisco Muñoz debutó con la camiseta del Nàstic en la segunda mitad, sustituyendo a Luismi. Foto: Lluís Milián

Xisco Muñoz debutó con la camiseta del Nàstic en la segunda mitad, sustituyendo a Luismi. Foto: Lluís Milián

Los granas perseguían el liderato desde el primer día. Una urgencia que, en muchas ocasiones, les hizo ir con prisas. Aún así, lograron escalar hasta arriba en tres ocasiones (jornadas 10, 11 y 12), pero siempre había un equipo que les impedía coger el número ‘1’ por el goal average. No ha sido hasta que la calma se ha impuesto como fundamento en cada partido, que ha llegado el ansiado primer puesto. Una posición que llega con regalo añadido. Perfecto para Reyes. El título honorífico de campeón de invierno. Los de Vicente Moreno han sido los mejores en la primera vuelta de la liga en el mejor inicio en Segunda B de la historia del club. Otro récord para el palmarés del técnico valenciano. La mejor manera de empezar el 2015.

Ante el equipo más atrevido por cuántos han pasado por el Nou Estadi, el Villarreal B, los granas mostraron gran parte de su poder. De su reconocible personalidad. Seguros en defensa, dominantes en el medio del campo y dinámicos en parcelas ofensivas. A ello se le añade, desde hace ya cinco semanas una pegada acorde con el potencial de su delantera. Nueve goles en cinco encuentros. Ayer fueron tres, la mejor cifra goleadora en todo el curso.

Villarreal y Nàstic regalaron al público tarraconense un partido de alto voltaje. Los dos conjuntos dieron lo mejor de sí. Los visitantes no se guardaron nada, como suele ser costumbre en los equipos que visitan el coliseo grana. Fueron insistentes. Guerreros hasta el final. Ni el 2-0 ni el 3-1 les sacaron del partido. Vendieron cara la derrota, lo que hace todavía más destacable el triunfo local.

La tercera victoria consecutiva grana empezó a fraguarse a los diez minutos de partido. El colegiado murciano Campos Salinas pitó el primer penalti a favor para el Nàstic de la temporada. Hubo que sangrar, para ello. Literalmente. Rocha fue a buscar un rechace del portero Bañuz y se encontró con la bota de un defensor castellonense que le abrió una brecha en la cabeza. Marcos asumió la responsabilidad y abrió el marcador.

El tanto no cambió la filosofia de ninguno de los técnicos. Los de la Plana concienzudos en su afán por llegar al área de Reina. Pero la zaga y un decisivo Gerard impidieron que tuvieran éxito.

La valentía visitante abría brechas a la espalda del cuadro amarillo que los delanteros granas no tardaron en aprovechar. Marcos buscó el tanto de la jornada, picando un balón por encima el portero desde la derecha y casi sin ángulo, pero el cuero chocó contra el travesaño (22’).

En el minuto 31 Gerard Valentí recibió el balón de Luismi. Subió una marcha, para superar al primer rival. Subió otra más para pasar veloz ante el segundo defensor. Frenó antes de llegar a la línea de fondo y centró uno de esas pelotas que merecen un buen testarazo. Rayco asumió el reto para rematar al fondo de la red.

El choque parecía liquidado. Los jóvenes del Villarreal B se empeñaron en asumirlo. El apacible panorama en que se había sumido el cuadro grana pasó factura. Una combinación rápida en la frontal –después de un control exquisito de Sergio– acabó con Fran Sol rematando al fondo de la red (35’).

Le siguieron los peores minutos para el Nàstic. Los castellonenses empujaron a los locales a encerrarse en el área. Solo podían achicar agua hasta la llegada del descanso.

Lago Júnior fue el primer cambio, ya en la segunda mitad. Pisó el campo para disfrutar de una clara ocasión para marcar. Cazó una pelota suelta pero su tiro golpeó a Luismi, caído en el suelo.

Marcos no tenía bastante con el gol de penalti. Quería un doblete. Probó desde el suelo. Y con una vaselina tras controlar un pase directo de Reina. Pero quien hizo el tercero, y su doblete particular, fue Rayco. Luismi peina al espacio y Rayco coge la espalda de la defensa para encarar a Bañuz y superarle por arriba.

Con el 3-1, otra vez parecía el asunto resuelto. Moreno hizo debutar al fichaje invernal, Xisco Muñóz que ocupó la mediapunta, mientras Rayco ocupaba el extremo derecho. Todo iba sobre ruedas, pero Marc Mateu, con un golazo desde lejos, se empeñó en mantener a los aficionados enganchados al asiento hasta el pitido final. El 2015 empieza de la mejor manera posible.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También