Pol Domingo, el último mirlo de la cantera del Nàstic

Fútbol. El defensa formado en la Budellera debutó en partido oficial frente al Zaragoza en la Copa. Ante el Llagostera podría entrar de nuevo en el once 

Juanfran Moreno

Whatsapp
Pol Domingo, el último mirlo de la cantera del Nàstic

Pol Domingo, el último mirlo de la cantera del Nàstic

Pol Domingo responde de manera predilecta a la idea de ADN grana. El joven jugador de La Pobla de Montornès ingresó en la cantera tarraconense con solo 8 años en el Alevín D. Desde entonces su progreso ha sido tan constante como ilusionante. Frente al Zaragoza culminó su camino debutando con el primer equipo en partido oficial. Fue titular y completó los 90 minutos en una actuación firme y esperanzadora. 
Antes ya había debutado con el Nàstic en la Copa Catalunya frente al Olot y había entrado en dos convocatorias, la primera con Xavi Bartolo frente al Sabadell y la segunda con Toni Seligrat en la última jornada liguera frente al Orihuela. 

El debut de Pol Domingo con el primer equipo es el premio a las dos temporadas consecutivas instalado en un rendimiento notable que lleva. En La Pobla de Mafumet ha lucido condiciones partido tras partido. 

Todo comenzó el curso pasado en su primer año como futbolista amateur tras finalizar su etapa en el Juvenil A del Nàstic. En sus primeros partidos con La Pobla actuó como lateral derecho, una posición en la que podía actuar, pero que no era su sitio natural. 

Cuando Salva Ferrer ascendió al primer equipo, Alberto Gallego decidió situarle en el centro de la zaga junto a Roger Figueras. Las condiciones de Domingo le convertían en un futbolista muy interesante para esa demarcación. Buen defensor, fuerte y muy veloz, esas eran las aptitudes que caracterizaban al futbolista de La Pobla de Montornès. 

Su media temporada como defensa central fue espléndida. Los informes que se manejaron en el cuerpo técnico del curso pasado sobre Domingo eran muy interesantes. 

Al lado de Figueras demostró una gran capacidad para anticiparse, para salir vencedor en el uno contra uno y sobre todo para corregir situaciones de desventaja gracias a su extrema velocidad, sobre todo tratándose de un defensa central.

Esta temporada ha seguido formando pareja de centrales junto con Roger Figueras, pero en un ecosistema de juego distinto. La Pobla con Albert Company ha sido un equipo más asociativo en fase ofensiva y en fase defensiva ha arriesgado más sin balón. 
Pol Domingo ha jugado muy lejos de su área propia sin balón y en ese contexto ha demostrado ser brillante. No teme los espacios que deja a su espalda, ya que tiene una velocidad endiablada que le ayuda a jugar con confianza. 

Si La Pobla es un equipo que ha brillado en muchos partidos en defensa este curso, ha sido gracias en parte al rendimiento de Pol Domingo, sin olvidar a Roger Figueras, su compañero de zaga. Cuesta recordar un futbolista rival que haya desborardo al canterano grana en Tercera División. Se ha saldado como vencedor en la mayoría de acciones y eso le ha llevado a ganarse un puesto en la dinámica del primer equipo.  

Ante el Zaragoza, el rendimiento de Pol Domingo no sorprendió a nadie que le había seguido con anterioridad. Cumplió y mostró virtudes frente a un Segunda división como es el conjunto maño. Más allá de su exhuberancia física, Domingo demostró una personalidad arrolladora. No le intimidó el contexto y proclamó a los cuatro vientos que está preparado para actuar en el once titular cuando Toni Seligrat lo considere necesario. 

La afición grana destacó la gran actuación del último mirlo en debutar en partido oficial con el club tarraconense. Algunos le reclaman ya para el once inicial. Paciencia y confianza. Eso necesita un jugador con un horizonte por delante muy ilusionante. 

Temas

Comentarios

Lea También