Más de Deportes

Pol Prats, un ‘fichaje’ para el nuevo Nàstic

El extremo de Paüls regresará a la primera plantilla tras su cesión al Olot

Juanfran Moreno

Whatsapp
Pol Prats en un partido durante su cesión al Olot de esta temporada. FOTO: UE OLOT/NÚRIA MARGUÍ

Pol Prats en un partido durante su cesión al Olot de esta temporada. FOTO: UE OLOT/NÚRIA MARGUÍ

El Nàstic ya trabaja en la confección de una nueva plantilla que ya tiene entrenador (Raül Agné), un fichaje cerrado (Robert Simón) y uno que está al caer (Pedro Del Campo). Es una evidencia que el bloque del año pasado se mantiene y eso facilita que las llegadas no sean tan urgentes, ya que la cantidad de jugadores que deben reforzar la plantilla no son tantos como en anteriores mercados estivales.

Más allá de los fichajes, el Nàstic recuperará a Pol Prats de cara a la próxima temporada. El extremo ebrense tiene plaza fija en la primera plantilla, ya que su cesión en el Olot ha respondido a las expectativas y es un jugador en el que se tiene plena confianza. Siempre ha sido considerado un diamante en bruto y en la entidad tarraconense tienen claro que su lugar en Tarragona y Olot fue un destino con billete de ida y de vuelta.

Pol Prats es una de las perlas de la cantera grana. Un jugador que ya sabe lo que es debutar en Segunda División de la mano de Enrique Martín y que hace dos temporadas fue un fijo en la primera plantilla, aunque nunca se llegó a ganar un hueco en el once titular ante la falta de oportunidades y las lesiones.

Este año con Toni Seligrat apenas tuvo minutos en la primera parte de la temporada y eso provocó que se tomara la decisión de buscarle una salida. El jugador de Paüls dudó, pero finalmente decidió aceptar la tentativa del Olot, un club que le prometió minutos.

El conjunto gerundense cumplió con su promesa y aunque no pudo sellar la permanencia ha sido un gran destino para Prats. El extremo ha vuelto a sentirse importante, ha gozado de minutos de manera regular y pese a que no ha sido titular indiscutible ha experimentado un crecimiento evidente. En total ha acumulado 14 partidos en los que ha dejado una actuación para el recuerdo en el campo del Orihuela. El de Paüls firmó un doblete que le dio el triunfo a su equipo y le permitió soñar con una salvación que finalmente no llegó.

Más allá de haber tenido minutos también ha jugado con hasta tres entrenadores y ha actuado tanto en la posición de extremo, como de carrilero, como hasta de delantero en el 3-5-2 de la época de Raúl Garrido. Una aventura en la que ha tenido que convivir con el contexto de resultados negativos, pero de buen seguro que habrá permitido hacerle crecer como persona y futbolista.

Pol Prats regresará al Nàstic tras su cesión y lo hará siendo ficha sub 23. Un detalle que juega muy a su favor. También lo hace el hecho de que Raül Agné use habitualmente un 4-4-2 en el que un banda siempre juega a pierna natural.

En otras palabras, Prats podría ocupar el puesto de extremo derecho, siendo esta su posición favorita sobre el terreno de juego. Allí tendrá la dura competencia de un Robert Simón que ya ha firmado con la entidad tarraconense y que en los próximos días será anunciado como nuevo jugador grana. En todo caso, lo que está claro es que con esos dos jugadores, Agné puede estar tranquilo, ya que cuenta con dos extremos puros e ideales para su idea de juego.

Una de las curiosidades que deja la cesión de Pol Prats a Olot es que el de Paüls podría regresar con otro fichaje de su mano. Se trata de Pedro Del Campo, interior con el que el Nàstic está cerca de llegar a un acuerdo. Ambos se conocen y han jugado juntos, por lo que la adaptación del futbolista catalán a la plantilla sería sencilla. Agné lo conoce a la perfección y es un fichaje que ha pedido y avala. Robert Simón será oficial esta semana y Pedro del Campo podría serlo. Falta un mes para el inicio de la pretemporada y el Nàstic sabe que no hay tiempo que perder. Cocina el mercado a fuego lento. Sin prisa, pero sin pausa.

Temas

Comentarios

Lea También