Más de Deportes

Deportes Segunda División

Pol Valentín crece en el Fuenlabrada

El canterano del Nàstic llegó este pasado verano tras su efímero paso por el Valencia Mestalla y cada vez cuenta con más minutos en Segunda División

Juanfran Moreno

Whatsapp
Pol Valentín en un partido con el Fuenlabrada durante esta temporada. FOTO: CF FUENLABRADA

Pol Valentín en un partido con el Fuenlabrada durante esta temporada. FOTO: CF FUENLABRADA

Los que le conocen de cerca conocen que Pol Valentín siempre ha vivido por y para el fútbol. Uno de esos jóvenes que tienen claro que quieren jugar en lo más alto y trabajan cada día para ello. No fueron fáciles los últimos meses que vivió Pol Valentín en su querida Tarragona. Un lugar al que llegó en etapa juvenil y de la que se marchó siendo un prometedor sub-23 ante la falta de confianza de Toni Seligrat. «Tarragona ha sido un lugar que me ha servido para curtirme como jugador y persona y echo de menos a la ciudad en la que veraneo y en la que tengo muchos amigos», explica Valentín.

Llegó el momento de decidir y el gerundense tomó la difícil de finalizar su etapa en el Nàstic. Dejó atrás su ‘casa’ e hizo las maletas para terminar la temporada en el Valencia Mestalla: «Estoy y siempre estaré agradecido al Nàstic, pero es verdad que necesitaba el cambio y en Valencia me sentí importante y eso me sirvió para ser mejor jugador»

Su etapa en el filial ché fue efímera por la irrupción del coronavirus que provocó la finalización abrupta del pasado curso y el contrato que unía al pequeño de los Valentín con la entidad valencianista.

Fue un verano movido en el que varios equipos de Segunda se fijaron en la proyección de uno de los proyectos de lateral más físicos que ha dado el fútbol español en sus últimos años. Finalmente fue el Fuenlabrada el equipo elegido. Un club humilde pero ambicioso le daba la oportunidad de regresar al fútbol profesional: «El Fuenlabrada es un club humilde y familiar estilo al Nàstic y eso hace que el día a día sea mucho más ameno para los jugadores»

Feliz en Fuenlabrada

La elección de Valentín se ha demostrado con el tiempo que fue la correcta porque el carrilero cada vez está teniendo más minutos y Sandoval se ha rendido a sus espectaculares condiciones físicas y en las últimas semanas le ha hecho un hueco definitivo en el once titular tanto en el lateral derecho como en el izquierdo. Su último partido fue ante el Levante en la Copa del Rey y el lateral diestro demostró que ante un miura no se asusta. El lateral zurdo de los granotas, Toño, sufrió para frenar las constantes embestidas de Valentín. Corazón y potencia son las dos armas que usa para desbocarse en un carril que ya ha hecho suyo. Su mejora es evidente y su crecimiento como jugador imparable.

La buena temporada que está completando ha provocado que el Fuenlabrada esté encantado con su rendimiento y que varios equipos de Segunda División le tengan marcado en rojo su agenda. Pol Valentín posee unas condiciones físicas para la élite y sigue puliendo otras facetas que podrían tener como destino la máxima categoría del fútbol español, aquella en la que sueña con llegar a base de talento y trabajo, pero sin olvidar que su presente está en el Fuenlabrada y en Segunda División. «Todo jugador sueña jugar en Primera División. Yo confío en que voy a jugar, podrá ser o no, pero uno siempre tiene que confiar en uno mismo», concluye el gerundense.

Temas

Comentarios

Lea También