Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Polémica por la misteriosa lesión de Messi

El delantero argentino no 
ha participado en las dos últimas sesiones de Setién por un problema muscular que el club quiso ocultar

P. RÍOS

Whatsapp
Mesi, junto a Arturo Vidal, en la última sesión en al que participó. FOTO: EFE

Mesi, junto a Arturo Vidal, en la última sesión en al que participó. FOTO: EFE

El FC Barcelona mantiene su dinámica de este 2020, con competición y sin competición. Es un club con tendencia a la polémica, algo lógico por su grandeza, diferente a la de otros clubes poderosos por su entorno más variopinto, repleto de ‘ismos’. A un año de las elecciones, es lógico que los diferentes intereses choquen, como se comprobó con las divisiones internas vividas en la directiva durante el confinamiento.

Y en ese escenario tan inestable, el Barça no sólo no logra solucionar sus problemas, sino que se crea otros de forma gratuita en la parcela más intocable, que debería ser la deportiva. Es lo que ha pasado con la misteriosa lesión de Messi, duda para el regreso a la Liga del equipo azulgrana el próximo sábado día 13 a las 22:00 horas contra el Mallorca en Palma.

Tras varios días en los que se veía a un Messi pletórico, con el rostro afilado, sin barba, el pelo más largo, rejuvenecido, rápido y goleador en las imágenes que el club facilitaba de los entrenamientos del Barça, el miércoles el argentino desapareció de los vídeos y de las fotografías de la sesión matinal sin que el club informara oficialmente de que hubiese ocurrido algo anormal. Por la tarde se supo que el ‘10’ no había participado, porque aunque todo es a puerta cerrada siempre se acaba sabiendo casi todo, y el club se apresuró a filtrar que se había quedado en el gimnasio haciendo trabajo específico dentro de un plan personalizado de trabajo. Nada especial.

Sin embargo, esa misma noche del miércoles, TV3 reveló que Messi no se había entrenado por unas molestias en el aductor y añadió que el martes por la noche se había sometido a una resonancia magnética para conocer el alcance exacto de la lesión. El club reaccionó diciendo que esa resonancia era ciencia ficción. Desde el entorno del jugador, la misma versión.

La plantilla de Quique Setién tuvo descanso el jueves y este viernes se esperaba a Messi en el entrenamiento. Pero no pisó el césped. Sí tenía algo y al club no le quedó más remedio que comunicar, ya oficialmente: «El capitán tiene una pequeña contractura en el cuádriceps de la pierna derecha. No queda ahí la cosa; otras fuentes hablan de microrrotura en el aductor.

Temas

Comentarios

Lea También