Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

PortAventura: el hogar mediterráneo de los deportistas

La Villa Mediterránea, situada en los hoteles del resort cuenta con todos los equipamientos para hacer la vida más fácil de los participantes fuera de la competición. Zona de descanso, economato, gimnasio...

Juanfran Moreno

Whatsapp
García Bragado, deportista español con siete Olimpiadas a sus espaldas, será el alcalde de la Villa durante los Juegos.  FOTO: Alba Mariné

García Bragado, deportista español con siete Olimpiadas a sus espaldas, será el alcalde de la Villa durante los Juegos. FOTO: Alba Mariné

En la Villa Mediterránea, situada en los hoteles de PortAventura, nos recibe a todos los periodistas un anfitrión de lujo. Nada más y nada menos que José Ángel García Bragado, el deportista español con más Juegos Olímpicos a sus espaldas.

Siete en total en la modalidad de marcha. Se nos comunica de manera sorprendente que será el alcalde de la Urbe. Probablemente, no podría haber una designación más coherente que la realizada.

FOTO: Alba Mariné

La figura del Alcalde es la que se encarga de asistir a los actos y actividades de la Villa, recibir las delegaciones de los comités participantes y atender a los miembros de la familia mediterránea para dar respuesta a las necesidades que puedan surgir durante los días de estancia y competición.

Rápidamente se nos comunica que la Villa Mediterránea se divide en zonas: la zona internacional y la zona residencial. La primera es en la que los deportistas pasarán la mayor parte del tiempo en el que no estarán compitiendo, es decir, su tiempo social. En ella hay cinco lugares distintos en los que abundarán todos los participantes de los Juegos durante los 10 días de participación.

FOTO: Alba Mariné

La primera sala que nos enseñan es el centro médico en el que los deportistas podrán ir a tratarse de cualquier dolencia. 

Esta es una infraestructura habilitada de manera íntegra para aquellas delegaciones que no cuentan con médicos en su cuerpo técnico, es decir, para los países participantes con menos recursos. Además, a nivel médico también hay una sala contigua destinada a los tratamientos de fisioterapia a los que suelen abrazarse los deportistas para recuperar fuerzas. 

No podía faltar un gimnasio de gran amplitud entre las facilidades de las que dispone la villa. Un recinto preparado para que los deportistas y los miembros del cuerpo técnico pueden entrenar en cualquier momento del día. 

FOTO: Alba Mariné

No obstante, Bragado recalca que estas instalaciones suelen ser más utilizadas por el staff técnico que por los propios deportistas, quien en los días de competición se centran en competir y no tanto en entrenar. Por último, en una misma sala se encuentran la zona de descanso equipada con sofalitos y neveras para hacer todavía más ameno el ambiente y un economato para los deportistas.

La otra zona de la Villa Olímpica es la zona residencial. En los hoteles de PortAventura los deportistas podrán descansar en un ambiente relajado ideal para destensar tanto los músculos como la mente, dos factores diferenciales en la competición. Además, cuentan con una zona de piscinas ideales para poder tomar el sol y soportar el calor que tiene pinta que va a azotar a los participantes durante los próximos días. 

Para García Bragado, esta es una Villa de gran calidad y que supera con creces a todas las Villas en las que ha estado él a lo largo de sus siete Olimpiadas. No estamos ante una opinión cualquiera. Con esta afirmación, las 4.000 personas que estarán en la Urbe entre los atletas, las familias y los cuerpos técnicos de las delegaciones pueden estar tranquilos. 

Temas

Comentarios

Lea También