Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Premio trabajado para el Vendrell (Caldes 1 - 2 Moritz)

El conjunto rojinegro vence con goles de Mitjans y Miras, tras un final con opciones para ambos equipos

Redacción

Whatsapp
Los jugadores del Moritz Vendrell celebran una de las dianas que anotaron ayer en la pista del Caldes de Montbui. Foto: DT

Los jugadores del Moritz Vendrell celebran una de las dianas que anotaron ayer en la pista del Caldes de Montbui. Foto: DT

El Vendrell gana en su visita al pabellón del Caldes, en un duelo muy igualado, decantado del costado rojinegro con un gol de Sergi Miras en el segundo acto, cuando el luminoso reflejaba el 1-1. Tras un tramo final con alternativas para ambos conjuntos, los del Baix Penedès se apuntaron la primera victoria a domicilio.

El Moritz pisaba la pista de Caldes de Montbui, donde en 2008 consiguió subir a la máxima división estatal. Tras arrollar al Alcoy y después de caer en Lleida en la jornada inaugural, los chicos de Pere Varias demostraron hambre desde el arranque para sumar su segundo triunfo de la campaña. Muestra de ello fue el tanto de Eloi Mitjans al minuto 10 para estrenar el marcador y encarrilar la contienda. Pero el conjunto barcelonés, pese a ser un recién ascendido a la OK Liga, compitió duro y sin arrugarse para igualar el electrónico a las puertas del descanso, por medio de Alexandre Acsensi.

En la reanudación, el conjunto del Baix Penedès salió en aras de la victoria y, cómo ya había hecho en la primera mitad, no tardó en adelantarse en el luminoso. El ariete Sergi Miras, especialista a bola parada, ejecutó un penalti a la perfección para poner 1-2.

Pero el partido no estaba ni de lejos sentenciado y el Caldes todavía estaba vivo, lo que auguraba un final de infarto en que el resultado podía variar en segundos. Tuvo una clara ocasión el cuadro local, en el 35’, con la décima falta visitante. Xavi Rovira encaró el marco rojinegro, pero fue incapaz de batir al cancerbero.

El minutero corría y el marcador seguía congelado. En los últimos suspiros, Jordi Ferrer dispuso de una gran ocasión para matar el duelo. Ejecutó la falta directa pero Cesc Campor atajó la bola. Apenas restaba un minuto para el bocinazo final y no hubo más sorpresas.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También