Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Previa CF Reus-Huracán. 'El día señalado'

El Reus quiere reengancharse al play off este mediodía con una victoria ante Huracán, rival directo por el objetivo. Los rojinegros lo harán en un Estadi más festivo que de costumbre
Whatsapp
Cassamá y Semedo intentan rematar de cabeza durante el entrenamiento del viernes. Foto: Alfredo González

Cassamá y Semedo intentan rematar de cabeza durante el entrenamiento del viernes. Foto: Alfredo González

 

Natxo intentó quitarle hierro al asunto en la previa. «No es el partido más importante», dijo en sala de prensa. Lógico. No desea que la presión excesiva inunde el vestuario. Prefiere la calma. La tranquilidad para sus jugadores. En todo caso, la realidad es distinta. Seguramente él lo sabe. A un punto del play off y con la visita de Huracán, el impulso de la cita es enorme este mediodía. Los hinchas también parece que se han dado cuenta. El Estadi presentará un aspecto más coqueto que de costumbre. Se reducirá el cemento. O eso se espera.
Con dos éxitos consecutivos en el saco, la autoestima del grupo ha recuperado el lugar idóneo para medirse en los exámenes finales. Restan 13 finales por delante y se hace indispensable afrontarlas con la mente limpia y el entusiasmo intacto. «Hemos sido fuertes cuando hemos tenido la necesidad de ganar», aseguró el técnico recordando los malos tiempos y dando una palmada en la espalda a sus chicos. «Creer en el trabajo que estamos realizando es clave», confirmó. El plantel se ejercitó ayer por última vez en el anexo al Estadi y la lista de convocados dejó pocas sorpresas. Mantuvo la línea de lo esperado. Se lo pierden los tres lesionados del equipo; Fran Carbia, Ñoño y Xisco Hernández. Colorado se presume como sustituto de Carbia en el once. Del resto, pocas modificaciones se esperan.
El paso definitivo
Para el Reus no deja de convertirse en una prueba de fuego. Si gana es probable que termine la jornada en zona de play off. Como mínimo presentará de nuevo su candidatura. Reforzado. Rearmado en todos los sentidos. Además lo haría ante un enemigo que pelea por lo mismo. Huracán nunca fue sencillo. Todo lo contrario. Esta vez tampoco. Llega con unos registros asombrosos para la categoría en la que compite. Sólo ha perdido uno de sus últimos once partidos. Coincide con la llegada del nuevo técnico, Toni Seligrat. El equipo valenciano es tercero con cinco puntos más que el Reus. Desea el golpe de efecto en el Estadi.
Para el míster del Reus, Huracán dispone de muchas virtudes. «Defensivamente son muy poderosos. Dominan la estrategia y disponen de jugadores con experiencia, capaces de controlar todas las situaciones que se pueden dar en un partido». Y es que su equipo ya anda avisado del peligro que corre. En la cita de la primera vuelta, aún sin Seligrat en el banco, los valencianos ya superaron al Reus en Torrent. Fue por la mínima (1-0).
Ese marcador deja todo en el aire con respecto al gol average particular entre los dos protagonistas. Un aspecto que ahora mismo se mira de reojo, aunque puede resultar decisivo en caso de que haya empate a puntos a final de curso. Los dos entrenadores, amantes de lo minucioso y controladores de todos los detalles, seguro que lo llevan en la mente. 
El duelo reúne todos los alicientes para cualquier hincha apasionado. En Reus hoy no hay coartada posible para perdérselo. Es un día señalado.

Natxo intentó quitarle hierro al asunto en la previa. «No es el partido más importante», dijo en sala de prensa. Lógico. No desea que la presión excesiva inunde el vestuario. Prefiere la calma. La tranquilidad para sus jugadores. En todo caso, la realidad es distinta. Seguramente él lo sabe. A un punto del play off y con la visita de Huracán, el impulso de la cita es enorme mañana. Los hinchas también parece que se han dado cuenta. El Estadi presentará un aspecto más coqueto que de costumbre. Se reducirá el cemento. O eso se espera.

Con dos éxitos consecutivos en el saco, la autoestima del grupo ha recuperado el lugar idóneo para medirse a los exámenes finales. Restan 13 finales por delante y se hace indispensable afrontarlas con la mente limpia y el entusiasmo intacto. «Hemos sido fuertes cuando hemos tenido la necesidad de ganar», aseguró el técnico recordando los malos tiempos y dando una palmada en la espalda a sus chicos. «Creer en el trabajo que estamos realizando es clave», confirmó. El plantel se ha ejercitado hoy por última vez en el anexo al Estadi y la lista de convocados deja pocas sorpresas. Mantiene la línea de la coherencia. Se lo pierden los tres lesionados del equipo; Fran Carbia, Ñoño y Xisco Hernández. Colorado se presume como sustituto de Carbia en el once. Del resto, pocas modificaciones se esperan.

El paso definitivo

Para el Reus no deja de convertirse en una prueba de fuego. Si gana es probable que termine la jornada en zona de play off. Como mínimo presentará de nuevo su candidatura. Reforzado. Rearmado en todos los sentidos. Además lo haría ante un enemigo que pelea por lo mismo. Huracán nunca fue sencillo. Todo lo contrario. Esta vez tampoco. Llega con unos registros asombrosos para la categoría en la que compite. Sólo ha perdido uno de sus últimos once partidos. Coincide con la llegada del nuevo técnico, Toni Seligrat. El equipo valenciano es tercero con cinco puntos más que el Reus. Desea el golpe de efecto en el Estadi.

Para Natxo González, Huracán dispone de muchas virtudes. «Defensivamente son muy poderosos. Dominan la estrategia y disponen de jugadores con experiencia, capaces de controlar todas las situaciones que se pueden dar en un partido». Y es que su equipo ya anda avisado del peligro que corre. En la cita de la primera vuelta, aún sin Seligrat en el banco, los valencianos ya superaron al Reus en Torrent. Fue por la mínima (1-0).

Ese marcador deja todo en el aire con respecto al gol average particular entre los dos protagonistas. Un aspecto que ahora mismo se mira de reojo, aunque puede resultar decisivo en caso de que haya empate a puntos a final de curso. Los dos entrenadores, amantes de lo minucioso y controladores de todos los detalles, seguro que lo llevan en la mente. 

El duelo reúne todos los alicientes para cualquier hincha apasionado. En Reus mañana no hay coartada posible para perdérselo. Es un día señalado.

 

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También