Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Previa Cornellà-Nàstic. 'Sin confianzas'

Los jugadores del Nàstic no se fían del Cornellà, que ya les empató en el partido disputado en el Nou Estadi, y tratarán de seguir sumando de tres en tres para mantener a raya a sus perseguidores
Whatsapp
Imagen del partido de la primera vuelta entre el Nàstic y el Cornellà. Foto: DT

Imagen del partido de la primera vuelta entre el Nàstic y el Cornellà. Foto: DT

 

ara certificar el primer puesto del grupo 3 de Segunda B cuanto antes hacen falta todavía 23 puntos. Podrían ser menos, en función de lo que hagan los perseguidores, pero hasta entonces el Nàstic encara cada partido sin especular con dejarse ninguno por el camino.  El objetivo exige ganar cada domingo. Y es lo que tratarán de hacer los jugadores granas en el menudo estadio Municipal de Cornellà en uno de esos partidos a los que tradicionalmente se les califica de ‘trampa’.
La posición en la tabla del cuadro de Jordi Roger, decimoséptimo, en zona de descenso directo, puede inducir a pensar que será un encuentro fácil para el todopoderoso líder. Pero, en el tramo decisivo, cuando prácticamente todos los equipos compiten por algo, los pronósticos se tornan inciertos. Nada es sencillo. El Cornellà pelea por sobrevivir a su primer curso en la categoría de bronce. Un triunfo frente al máximo candidato del grupo al ascenso sería vitamina para los verdiblancos.
El terreno de juego puede parecer un obstáculo más para el Gimnàstic. Ni el césped artificial, ni las dimensiones del campo son, lo que se dice, adecuadas para el juego grana. O no lo eran. Este curso, el conjunto de Vicente Moreno ha sacado adelante este tipo de encuentros (ganó en Badalona, Sant Andreu, Baleares y solo salió derrotado en el del Huracán), en los que la brega en el centro del campo y las jugadas de estrategia –tanto en defensa, como en ataque– son factores decisivos. El equipo granate se siente cómodo también en este registro. Más ahora, cuando le han cogido la medida a las acciones a balón parado.
La principal novedad del Nàstic será el retorno a la portería de Tomeu Nadal. La sanción de Reina por acumulación de amarillas ha permitido al arquero balear reencontrarse con la liga un año después de jugar su último partido en la competición.
Rayco será duda hasta el último momento, debido a la sobrecarga en los isquiotibiales que arrastra desde el partido del domingo ante el Reus. A estas alturas de la temporada, con el tramo decisivo a la vuelta de la esquina, la prudencia se torna innegociable. Ferran Giner, que ya ha entrenado con el grupo pero todavía sin el alta médica, y Gerard Valentín, que sigue su proceso de recuperación tras la operación de menisco, serán también baja. 
Regresan Marc Martínez y Mossa, después de cumplir el partido de sanción. Luismi podría ser otra de las novedades de la convocatoria, superados sus problemas en la rodilla que se produjo hace un mes. 
En las filas locales, Jordi Roger la noticia sería el debut del último fichaje, el exportero del Betis Toni Doblas. Un refuerzo de lujo para tratar de lograr la salvación. El técnico del Cornellà no podrá contar con Pep ni Íñigo, ambos lesionados, ni con el defensa Mario, por sanción. Sí podrá alinear al exgrana Arnau Tobella, recuperado de su perforación en el tímpano. Los barceloneses no conocen la derrota en sus últimos cinco partidos como locales. Pero hoy, les visita el líder.

Para certificar el primer puesto del grupo 3 de Segunda B cuanto antes hacen falta todavía 23 puntos. Podrían ser menos, en función de lo que hagan los perseguidores, pero hasta entonces el Nàstic encara cada partido sin especular con dejarse ninguno por el camino.  El objetivo exige ganar cada domingo. Y es lo que tratarán de hacer los jugadores granas en el menudo estadio Municipal de Cornellà en uno de esos partidos a los que tradicionalmente se les califica de ‘trampa’.

La posición en la tabla del cuadro de Jordi Roger, decimoséptimo, en zona de descenso directo, puede inducir a pensar que será un encuentro fácil para el todopoderoso líder. Pero, en el tramo decisivo, cuando prácticamente todos los equipos compiten por algo, los pronósticos se tornan inciertos. Nada es sencillo. El Cornellà pelea por sobrevivir a su primer curso en la categoría de bronce. Un triunfo frente al máximo candidato del grupo al ascenso sería vitamina para los verdiblancos.

El terreno de juego puede parecer un obstáculo más para el Gimnàstic. Ni el césped artificial, ni las dimensiones del campo son, lo que se dice, adecuadas para el juego grana. O no lo eran. Este curso, el conjunto de Vicente Moreno ha sacado adelante este tipo de encuentros (ganó en Badalona, Sant Andreu, Baleares y solo salió derrotado en el del Huracán), en los que la brega en el centro del campo y las jugadas de estrategia –tanto en defensa, como en ataque– son factores decisivos. El equipo granate se siente cómodo también en este registro. Más ahora, cuando le han cogido la medida a las acciones a balón parado.

La principal novedad del Nàstic será el retorno a la portería de Tomeu Nadal. La sanción de Reina por acumulación de amarillas ha permitido al arquero balear reencontrarse con la liga un año después de jugar su último partido en la competición.

Rayco será duda hasta el último momento, debido a la sobrecarga en los isquiotibiales que arrastra desde el partido del domingo ante el Reus. A estas alturas de la temporada, con el tramo decisivo a la vuelta de la esquina, la prudencia se torna innegociable. Ferran Giner, que ya ha entrenado con el grupo pero todavía sin el alta médica, y Gerard Valentín, que sigue su proceso de recuperación tras la operación de menisco, serán también baja. 

Regresan Marc Martínez y Mossa, después de cumplir el partido de sanción. Luismi podría ser otra de las novedades de la convocatoria, superados sus problemas en la rodilla que se produjo hace un mes. 

En las filas locales, Jordi Roger la noticia sería el debut del último fichaje, el exportero del Betis Toni Doblas. Un refuerzo de lujo para tratar de lograr la salvación. El técnico del Cornellà no podrá contar con Pep ni Íñigo, ambos lesionados, ni con el defensa Mario, por sanción. Sí podrá alinear al exgrana Arnau Tobella, recuperado de su perforación en el tímpano. Los barceloneses no conocen la derrota en sus últimos cinco partidos como locales. Pero hoy, les visita el líder.

 

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También