Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Profesionales de la salud pública, listos para los Juegos

190 voluntarios entre médicos, enfermeros, fisioterapeutas y otras ramas vinculadas a la sanidad ya están designados para las sedes

Jordi Cabré

Whatsapp
Montse Gens, brazo ejecutor del Plan Funcional de Salud, y Alfonso López, director médico de los Juegos Mediterráneos. FOTO: Alba Mariné

Montse Gens, brazo ejecutor del Plan Funcional de Salud, y Alfonso López, director médico de los Juegos Mediterráneos. FOTO: Alba Mariné

Cuando en octubre de 2015 Tarragona fue proclamada sede de los Juegos Mediterráneos de 2017 (luego pospuestos a 2018), entre las muchas facetas a activar estaba el Plan de Salud, la infraestructura y el personal necesario para garantizar la atención a la familia olímpica.
Este trabajo empezó a cobrar forma lentamente hasta que en abril de 2017 el documento marco estaba listo.

La doctora Montse Gens trabaja en el CAR (Centro de Alta Resolución) de Salou y es una de las responsables del Plan de Salud. Explica que este documento marco «pretende ser la herramienta de gestión que permitirá durante la celebración de los Juegos del Mediterráneo una cobertura de salud para la familia olímpica».

El Plan tiene dos grandes ‘patas’, una estructura fija con personal contratado del Institut Català de la Salut (ICS) y otra con 190 voluntarios que cubrirán las sedes olímpicas.

Salou el ‘epicentro’ de salud

En el CAR de Salou se sitúa el centro neurálgico del plan. Allí se están habilitando las dependencias de rehabilitación para adecuarse a las exigencias de este evento. Además se refuerza el personal y se ha comprado material para gestionar la actividad que se estima durante los días de competición.

En Salou se gestionarán dos estructuras satélites: una situada en la villa mediterránea donde reside la familia de deportistas  y otra en la Anilla Mediterránea. Ambas con personal médico, de enfermería y fisioterapeutas.

Alfonso López es el director médico designado por el Comité Organizador de Tarragona. Él calcula que la mayor parte de  la actividad se resolverá en estas dos estructuras: en la Anilla y la Villa. Un porcentaje menor acudirá al CAR de Salou y excepcionalmente, si se precisara la asistencia, al Hospital Joan XXIII, la base sanitaria de este plan de Salud.

«En las dependencias de la Anilla se atenderán la mayoría de patologías leves. En el CAR estaría la radiología (radiografías) y en el Hospital Joan XXIII casos puntuales como hacer un TAC o bien un ingreso», señala López.

Paralelamente a esta estructura física que contará con personal del ICS: médicos, enfermeros, personal de servicio y fisioterapeutas, habrá otra gran bolsa de profesionales de la salud que se distribuirá por las sedes olímpicas.

La organización en las sedes «se equipan bajo dos criterios: el de protección civil para dar cobertura al público y  la asistencia especial a los deportistas que deben regirse bajo estrictos criterios de las Federaciones Internacionales  y del Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos (CIJM)», dice López.

En cifras (todavía son provisionales) serían 32 médicos, 28 enfermeros y 39 fisioterapeutas. Además, esta base se complementa con personal vinculado a la sanidad: técnicos en emergencias sanitarias, así como estudiantes de medicina, enfermería, fisioterapia, transporte… Hasta alcanzar una cifra de más de 190 personas, en estos momentos.

Características especiales

Esta estructura médica de las sedes tiene particularidades en algunos deportes. Casos como boxeo o judo, por citar dos ejemplos, el médico debe tener una acreditación de la especialización porque «depende de su criterio el que un atleta pueda continuar o no en función de las lesiones recibidas», argumenta Alfonso López.

Esta bolsa de voluntariado se ha nutrido de centros e instituciones médicas y deportivas que han apostado por el modelo de salud pública propuesto para los Juegos del Mediterráneo.

Roger Pla, responsable de los Serveis Territorials del Camp de Tarragona, apunta que una de las singularidades de este Plan de Salud de esta edición de los Juegos es «su carácter público». La implicación del Departament de Salut empieza desde la vigilancia epidemiológica y dsalud publica en la prevención donde ya se viene trabajando desde hace tiempo.

Las ediciones de los Juegos del Mediterráneo habían apostado siempre por un plan de salud basado en instituciones privadas, mientras que en Tarragona «se ha adaptado nuestro sistema de salud público a los criterios de los Juegos», concluye Pla.

Hace pocos días, hubo la última reunión del CIJM para avalar el Plan de Salud. Allí se aplaudió la capacidad asistencial del sistema sanitario catalán.

El Plan de Salut de los Juegos se pone en marcha del 22 de junio (inauguración) al 1 de julio (clausura del evento).

Temas

  • Juegos Mediterraneos

Comentarios

Lea También