Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Punto sufrido en Pamplona (Osasuna 1 - 1 Nàstic)

El Nàstic ha sudado hasta el último segundo para arrancar un valioso empate en su visita a El Sadar. Marcos ha adelantado a los granas de penalti pero un autogol de Pablo Marí ha supuesto el 1-1 definitivo

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

El Nàstic ha sumado un punto de prestigio en El Sadar este sábado al empatar a 1 frente al Osasuna. Marcos ha adelantado a los tarraconenses de penalti en el inicio del segundo tiempo. Un autogol de Pablo Marí ha supuesto el 1-1 definitivo.

Los locales han tenido la primera aproximación en el primer minuto de juego, con un centro lateral que no ha encontrado rematador por poco. A pesar del susto, el Nàstic ha salido intenso al terreno de juego, disputándole el dominio a un Osasuna que sufría por combinar. Marcos, con una volea desde la frontal ha tenido la primera ocasión. Torres, para los locales, ha probado fortuna en dos tiros de falta peligrosos. Con el paso de los minutos Osasuna se ha hecho con el control del partido pero sin generar excesivo peligro sobre la portería de Reina.

En el segundo tiempo se ha repetido el guión. Aproximación inicial navarra, con un uno contra uno de Roberto Torres con Reina que ha salvado el meta, y seguidamente dominio del Nàstic. En un córner, el local David García ha cometido penalti sobre Bouzón y Marcos lo ha transformado en el 0-1 (52’). Han sido los mejores minutos de un Nàstic que ha buscado incluso el 0-2 ante un rival aturdido. Pero el infortunio ha jugado una mala pasada y un centro desde la derecha ha acabado con un gol en propia portería de Pablo Marí (61’).

Con el empate Osasuna ha pasado a controlar totalmente el juego. Los centros al área desde las bandas han sido una constante y los jugadores del Nàstic no conseguían frenar a los atacantes rivales. Reina ha tenido que intervenir en más de una acción y Bouzón, bajo palos, ha resultado providencial para evitar el gol de Olavide. Los últimos minutos prácticamente han sido un ataque y gol de los navarros, con un Nàstic que ha sufrido para no encajar más goles y llevarse un punto a Tarragona.

 

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También