Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Qué hay de nuevo, Fran?

Seis meses después, el delantero del CF Reus volvió a marcar un gol con aire decisivo ante el Sevilla Atlético. Fue una obra de arte. La séptima diana del pequeño delantero, que ya es máximo artillero del equipo junto a Máyor

Marc Libiano

Whatsapp
¿Qué hay de nuevo, Fran?

¿Qué hay de nuevo, Fran?

Fran olió sangre a los cinco minutos. Andaba hambriento de gloria. Atisbó una pelota mordida entre botes sin rumbo cerca del área, aunque con distancia sideral hasta la portería. Como no conoce imposibles, se lanzó a la aventura sin pestañear. En lugar de guardar la pelota decidió ejecutar a pleno vuelo. Mandó cualquier sospecha a la basura. Convirtió el disparo en una película de Tom y Jerry para niños revoltosos. La parábola de la pelota tomó rumbo indiscutible hacia el ángulo del arco que defendía Soriano, el portero del Sevilla Atlético. El gol allanó el último tránsito hacia la permanencia. Desnudó al filial sevillista y reforzó al Reus.

Fran recobró un idilio perdido con el gol. Anotó seis en una primera vuelta fascinante. El último data de un 20 de noviembre. La cita, el derbi. Marcó Carbia para regalar sueños a los hinchas. El partido ante el Nàstic terminó con 1-0. Seis meses después, el pequeño delantero reencontró la puntería. La fe no la ha perdido nunca. 23 jornadas después, acumula siete goles. Los mismos que Máyor al frente de la tabla de máximos artilleros del Reus.

Resulta misterioso hallar una razón en el bajón del delantero en estos últimos tiempos. Ha alternado alineaciones y suplencias a partes iguales. No ha encontrado una continuidad fiable en su juego. Quizás el vértigo físico le exprimió en la primera parte del campeonato, donde se acaparó el foco y sintió el protagonismo. Fran se lo ganó con lo que acostumbra. No se trata del futbolista más fino del mundo, juega con el alma. Cada día es una oportunidad para él. Con el exceso de entusiasmo, con la pasión extrema por su profesión, ha sentido el progreso. El club se lo premió con una renovación por dos temporadas. Fue el primero en pasar por las oficinas de la planta noble. Natxo jamás le ha retirado la confianza, encantado con su afán y la actitud incansable que exhibe en el trabajo.

El golazo de Fran
El jugador celebra su gol ante el Sevilla. Alfredo González

El talismán

El tarraconense presume de un registro demoledor. Cada vez que ha anotado, el Reus gana o empata. Ocurrió ante la UCAM Murcia, el Cádiz, el Lugo, el Nàstic y el Sevilla Atlético. Marcó también ante el Mirandés, en aquel 1-1 desafortunado. “El gol me da fuerza para las próximas jornadas. Recobro confianza, es como una liberación”, confesó en zona mixta el pasado sábado, de nuevo alumbrado por las cámaras mediáticas, aunque con su rostro tímido de siempre.

El carácter entusiasta de Fran le impedirá bajar la guarda en tres últimas semanas que pueden servir para mejorar prestaciones y engordar números. Se pondrá el primero de la fila si se pide auxilio con respecto a mantener la tensión competitiva. En Elche, para Carbia, aparece un nuevo desafío para continuar creciendo, ni que los puntos ya se signifiquen verdades absolutas. 

Temas

Comentarios

Lea También