Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Que haya solo un caso de racismo ya es alarmante»

Youness El Hannach Ghailan, colegiado marroquí y víctima y testigo de episodios racistas, lamenta los casos puntuales de racismo. La FCF los reconoce, pero recalcan su lucha

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Protesta de los aficionados del Tenerife contra el racismo. FOTO: EFE

Protesta de los aficionados del Tenerife contra el racismo. FOTO: EFE

«Como árbitro vas creciendo y maduras. Pero ello no implica que seas tolerante. Con el racismo nunca lo soy». Este es el testimonio de Youness El Hannach Ghailan, árbitro desde hace seis años. Su amor por el fútbol le llevó a coger un silbato y desde entonces se ha entregado a ello. Lo combina con el atletismo, corre en el Igualada, pero gracias al arbitraje «sigo ligado al fútbol».

Youness es una voz más que autorizada para hablar del racismo en el fútbol español. Una lacra que parecía erradicada, pero que ni mucho menos lo está. Por si hubiera dudas, el RCDE Stadium e Iñaki Williams fueron los protagonistas de un episodio racista que reavivó esta problemática social en el mundo del fútbol.

Fue el 26 de enero de 2020, los cánticos de un reducido sector de la afición del Espanyol contra el delantero del Athletic de Bilbao fueron portada en los principales medios deportivos del país. Para Youness es un hecho que «el racismo sigue existiendo. De igual forma que existen ataques verbales a árbitras por ser mujer». El caso de Williams ha servivo para visibilizar una lacra del fútbol que seguía presente aunque estuviese enterrada.

El árbitro marroquí ha vivido durante estos últimos años varios episodios racistas. Contra su persona y contra jugadores a los que pitaba. «He vivido dos o tres casos en los que escuchas insultos en la grada que atacan a tu origen». Uno fue incluso más allá de la agresión verbal. «Me esperó un aficionado en la puerta del vestuario y me increpó y me llegó a empujar».

Contra los jugadores también ha sido testigo de incidentes racistas. En este caso, las víctimas del racismo se han encontrado con un árbitro que les ha protegido con firmeza. Sin dejar lugar a la duda. «Me toca de primera mano y he empleado más mi poder y he sido menos permisivo», recalca el marroquí.

Este poder que le ha dado la FCF (Federació Catalana de Futbol) a Youness es ideal para proclamar la lucha contra el racismo. El marroquí agradece la labor de una institución que «ha empujado mucho con campañas de concienciación». «La FCF nos da unos procedimientos para parar los partidos e incluso suspenderlos, aunque nunca he llegado a ello», explica el colegiado. El procedimiento consiste en parar el partido durante tres ocasiones, informar al colegiado y si los insultos persisten, el árbitro tiene la potestad para suspender el encuentro. Por fortuna, Youness reconoce no haber parado nunca un partido por racismo.

Los resultados de estas medidas se han visto reflejadas en los últimos años. «Realmente se ha empujado a que se reduzca. He visto una evolución. Antes se daba mucho más», asegura Youness. A lo que añade: «La globalización es un hecho. Antes el racismo se daba más porque era la primera hornada de inmigrantes y todo es un proceso de adaptación».

Oriol Camacho, secretario general de la FCF, comparte las vicencias de Youness. No niega que exista el racismo, pero sí que recalca que se ha reducido. «El racismo no es generalizado, pero es innegable que hay acciones que se producen de carácter puntual», señala.

Para Camacho, el racismo es una lacra que se está eliminando cada vez con más firmeza del fútbol catalán y español. «Organizamos 5.000 partidos a la semana y solo han habido tres incidentes racistas recogidos en el acta en lo que va de temporada. El año pasado fueron cinco los episodios sucedidos», explica el representante de la FCF.

Precisamente, uno de los episodios racistas que sucedieron la temporada pasada tuvo como escenario a Tarragona. El Racing de Bonavista-UD Salou de la jornada 21 del grupo 2 de Segunda Catalana fue el contexto en el que se desarrolló un episodio racista contra el jugador del Racing Bonavista Soufiane Baili.

Son casos puntuales, pero eso no significa que el problema no exista. De hecho, Youness se muestra muy tajante al conocer la cifra. «Es alarmante. Deberían ser cero. El fútbol no entiende de ideologías políticas, razas, colores ni religiones», espeta el colegiado.

El racismo se ha reducido en los últimos años, pero sigue vigente. La FCF está peleando durante contra él mediante las campañas de conscienciación. Youness es un testimonio que puede servir para un futuro inmediato. En el siglo XXI está problemática no debería existir ni a nivel social, ni a nivel deportivo. Lo más importante es seguir denunciando los casos que se produzcan fin de semana tras fin de semana. «No hemos erradicado el racismo del fútbol», ese es el mensaje que deja el colegiado marroquí. Más claro, imposible.

Temas

Comentarios

Lea También