Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Quintana se pone líder del Giro

El colombiano se vistió de rosa este viernes en detrimento de Dumonlin, mientras que Mikel Landa se llevó la etapa

COLPISA

Whatsapp
El colombiano se vistió de rosa este viernes.

El colombiano se vistió de rosa este viernes.

El colombiano Nairo Quintana (Movistar) se convirtió este viernes en nuevo líder del Giro de Italia, desbancando al holandés Tom Dumoulin (Sunweb) a dos días para el final de la ronda, tras una 19ª etapa en la que ganó el español Mikel Landa (Sky). Quintana empezó el día como segundo de la general, a 31 segundos de Dumoulin, y en la antepenúltima etapa logró una ventaja de un minuto y nueve segundos sobre el neerlandés, con lo que ahora el colombiano tiene un margen de 38 segundos sobre el anterior 'maglia' rosa, que pasó al segundo lugar.

"En la última subida he intentado limitar la pérdida y lo conseguí muy bien. Mi equipo estuvo fuerte; eso me salvó dos veces. Tengo que darles las gracias. Si no mi día hubiera sido mucho peor. Espero que las piernas me vayan mejor mañana (por este sábado)", afirmó Dumoulin tras cruzar la meta. Tercero en la general es el italiano Vincenzo Nibali, a 43 segundos, mientras que el francés Thibaut Pinot es cuarto, a 53 segundos. Pinot, que atacó en los últimos kilómetros, volvió a recortar unos segundos en su intento de acercarse al podio del domingo en Milán.

Dumoulin había resistido bien el jueves los ataques de Quintana y Nibali en los Dolomitas, pero en esta ocasión tuvo más problemas. En el descenso de Sappada, a 134 kilómetros para el final, Dumoulin quedó retrasado ante los ataques de Quintana y Nibali, pero también los de Pinot e Ilnur Zakarin. El ciclista holandés, sin apoyo de compañeros de equipo, encontró el respaldo de corredores de otras formaciones, que se habían visto también sorprendidos por ese ataque. La persecución se prolongó durante unos 40 kilómetros, para terminar con un margen que había llegado a los 40 segundos.

Después hubo un grupo de escapados que pudo llegar a los pies de la subida de Piancavallo (15,4 kilómetros a un 7,3% de desnivel) con casi diez minutos de ventaja. Ahí se sucedieron los ataques y empezó a haber nuevas diferencias, con Dumoulin con problemas.

Landa, premio a la insistencia                        

En la parte delantera, Landa se destacó en cabeza, para vencer con casi dos minutos de ventaja sobre el portugués Rui Costa y el francés Pierre Rolland, segundo y tercero del día.

Quintana entró algo retrasado, a ocho minutos y 21 segundos, y Nibali cruzó la meta a dos segundos del colombiano. Dumoulin cruzó a nueve minutos y 30 segundos de Landa, limitando un poco su desventaja, pero teniendo que ceder la 'maglia' rosa a Quintana, que venía persiguiéndola en los últimos días.

Landa, de 27 años, ganó por tercera vez una etapa del Giro. Se impuso en dos ocasiones en la edición de 2015, en el año en el que fue tercero en la clasificación final. El ciclista vasco se dañó en la caída provocada por una moto de la policía al pie del Blockhaus (novena etapa). Después ha atacado en varias ocasiones, pero sin poder ganar la etapa ni el martes en Bormio ni después el jueves en Ortisei. En ambas acabó segundo.

Este sábado se disputará la última etapa de montaña, que llevará al pelotón de Pordenone a Asiago. Con el Monte Grappa, sede de una batalla histórica de la Primera Guerra Mundial, cuya cima está situada a menos de 70 kilómetros de la meta. El trazado también incluye la subida al Foza, otro puerto de primera categoría y cuya cima está a 15 kilómetros de la meta en Asiago.

Quintana debería conseguir un margen importante en esa etapa, ya que la última, el domingo, será una contrarreloj de 29,3 kilómetros en la que Dumoulin debería ser claramente superior sobre el papel.

Comentarios

Lea También