Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Rafa Llanos, un hombre apasionado por las arte marciales

A sus 38 años, el morense compite con el Club Esportiu Judo Móra y también realiza funciones de entrenador. Recientemente ha ganado el Catalán de jiujitsu

V. Maigí

Whatsapp
En la imagen Rafa Llanos, que recientemente se ha proclamado campeón de Catalunya de jiujitsu. Foto: cedida

En la imagen Rafa Llanos, que recientemente se ha proclamado campeón de Catalunya de jiujitsu. Foto: cedida

Rafa Llanos (Club Esportiu Judo Móra), de 38 años, está viviendo un momento dulce. El de Móra d’Ebre logró ganar recientemente su tercer Campionat de Catalunya de jiujitsu consecutivo, algo que valora muy positivamente y que le ha animado para encarar las próximas citas.

Rafa valora el último éxito en su laureada trayectoria: «es muy satisfactorio. Cuando volví a competir hace tres años era un reto personal, quería probarme a mí mismo. Ahora sigo compitiendo para motivar a la gente, más que por mí mismo. Si uno está bien, se encuentra genial y cree que puede hacerlo, es posible conseguirlo».

El ebrense volvió a la competición tras estar apartado de ella un largo tiempo: «fue una época en la que mi trabajo no me permitía entrenar». Durante todo este tiempo «continuaba con el entrenamiento físico, corría, iba en bicicleta…pero no podía dedicarme al cien por cien al judo y al jiujitsu. No obstante, siempre lo he llevado dentro. Estuve dos años trabajando en Francia y lo primero que hice fue buscar un club de judo, pero sentía que necesitaba a mi entidad, donde he crecido, y a mi gente, así que al final decidí dejarlo todo y dedicarme exclusivamente a mi pasión: el Club Esportiu Judo Móra». Rafa estaba dedicado al club totalmente dando clases y entrenando duramente, y fue cuando «vi que volvía a estar en forma y decidí ponerme a prueba. En 2015 participé en la primera competición, tras decidir volver, y conseguí ganar el Campionat de Catalunya de jiujitsu, igual que hice el año pasado y la presente temporada». Otros resultados positivos de los últimos meses han sido un segundo puesto en el Trofeo Francesc Talens Newaza de Judo 2016; y una tercera plaza en el Campeonato de Newaza Jiujitsu 2017. Rafa compite en jiujitsu y también en judo y grappling (lucha sin judogui).

Mirando al futuro, el morense explica que «he desestimado participar en el Campeonato de España de jiujitsu por decisión personal y ahora estoy preparando el Estatal de Grappling de la Federación Española de Lucha Olímpica para este sábado, una competición que se disputará en Cáceres». Una vez cubierto este compromiso, irá tomando parte en otras citas, dependiendo del calendario y de su estado de forma, y siempre luchando para hacerlo lo mejor posible.

Para que todo vaya como espera, se exprime en los entrenamientos: «depende de la temporada y de la disposición que tenga, pero ahora mismo entreno entre diez y doce horas a la semana contando condición física, entrenamiento técnico y táctico. Dependiendo de la semana, entre las clases y los entrenamientos que dirijo, si puedo, aumento mis horas de entrenamiento». Rafa confiesa que «es muy duro y sacrificado pero es mi pasión desde niño».

Faceta de entrenador

Rafa compite con el Club Esportiu Judo Móra y también es profesor: «soy profesor de judo, jiujitsu y grappling además de entrenador personal y monitor de Sala de Musculación con entrenamientos funcionales». A los más pequeños, el ebrense les enseña judo «ya que es un deporte muy indicado para estas edades por muchos factores: la psicomotricidad, la condición física y, sobre todo, los valores como el respeto, la cortesía….A partir de los infantiles ya les voy introduciendo el jiujitsu». Rafa está contento por la afluencia de alumnos que han tenido durante estos últimos años: «con edades desde los tres años hasta los más veteranos que ya rondan los 60, repartidos en diferentes grupos. Tenemos de dos a cinco clases diarias».

El de la Ribera d’Ebre está muy implicado con el mundo del deporte, pero tiene fácil compaginarlo con el ámbito familiar: «tengo a la familia dentro del judo; mis dos pasiones juntas. Mi mujer y yo practicamos esta disciplina desde pequeños; mi profesor era su padre. Hoy en día estoy llevando el club con su apoyo y tengo dos hijos que, como no, también son judocas». Rafa sigue diciendo que «el mismo día que me proclamé campeón de Catalunya de jiujitsu (18 de febrero), mi hizo mayor, Izan, que tiene 12 años, ganó la Copa de Catalunya de judo. Son un gran pilar para mi y todos juntos somos un equipo». Por si esto fuera poco, también le gusta «todo lo que sea deporte. Me encanta participar en carreras por montaña, la bicicleta, el submarinismo y gozar de los míos».

Potenciar estos deportes

Por otro lado, Rafa quiere «apoyar a estos deportes como el judo y el jiujitsu que desgraciadamente son minoritarios y a sus practicantes, porque no tienen ningún tipo de ayuda. A los competidores les supone un gran sacrificio físico y económico y muchas veces, campeones de España o de Europa no están valorados ni reconocidos debidamente».

El morense sigue diciendo que «para las personas que piensan que estas dos disciplinas deportivas son agresivas, les diré que no es así, que son deportes muy completos que marcan una actitud positiva porque hacen que te superes a tí mismo y se crea un ambiente muy social y familiar». Rafa también quiere remarcar que «es importantísimo que sea un club oficialmente homologado por la Federació y que sus profesores tengan un título y sean reconocidos por el organismo federativo porque el intrusismo también existe en este mundo. Animo a todos a que prueben el judo, pero advierto que engancha».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También