Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Raúl Cosials, un misionero reusense en Japón

Desde el  pasado mes de junio dirige la escuela del Barça en la ciudad de Nara y aprende de una nueva cultura

Marc Libiano

Whatsapp
Raúl Cosials, un misionero reusense en Japón

Raúl Cosials, un misionero reusense en Japón

Nara, una ciudad japonesa cercana a Osaka, ha acogido a Raúl Cosials (Reus, 1988) desde que el pasado mes de junio, el Barcelona le nombrara director de la escuela que el club azulgrana ha abierto en el lugar. Desde el 17 de ese mismo mes, Raúl no solamente convive con otro tipo de fútbol, también debe adaptarse a un nuevo estilo vital y cultural, con el choque inicial que eso supone. 
Cosials se ha instalado en el centro de Nara, justo a diez minutos del parque y del templo Todaiji y ha adoptado una norma innegociable en la zona; el coche lapenas se utiliza. Se mueve por la ciudad en bicicleta, a pesar de que a veces la compra en el supermercado le supone un peso extra difícil de mover. 

El reusense ha encontrado en Kazuki un ángel de la guarda. Se trata del traductor que le hace la vida más fácil en el país. Se ha convertido casi en su sombra, en su hermano japonés. «Cada cosa que necesito él está ahí para ayudarme», confirma este reusense que, antes de acceder al Barcelona, ejerció de técnico en el fútbol base del CF Reus y como coordinador del Astorga.

Kazuki le acompaña en auto hacia las instalaciones de la academia todas las mañanas para completar una jornada laboral que mezcla despacho y campo. También algunas formaciones para jugadores y técnicos. Raúl dirige una escuela que este verano ha experimentado emociones fuertes. El primer equipo del Barça les visitó este verano, ya que se desplazó a Japón para disputar un amistoso ante el Vissel Kobe de Andrés Iniesta. Los pequeños futbolistas japoneses disfrutaron de un cuarto de hora al lado de sus ídolos. Mientras, Raúl charló largo y tendido con Sergi Roberto, su compatriota reusense al que sólo conocía de vista hasta entonces.

Una de las estampas más impactantes que vivido hasta el momento el técnico tiene que ver con un torneo que la academia del Barcelona disputó a los pies del Monte Fuji. «Una experiencia espectacular. Me impresionó ver a los chicos jugar al fútbol en esa montaña, el pico más alto de Japón». Raúl recomienda el país al cien por cien. «Estoy dedicando mi tiempo libre ha visitarlo. Ya he visto Osaka, Kobe y una parte de Kioto. Existen sitios realmente espectaculares». Hace pocos días recibió una visita especial. «Unos amigos pasaron la luna de miel por aquí y les hice de guía».

Un grupito de españoles
Al protagonista ya le ha dado tiempo de conocer a un grupo de amigos españoles con los que realiza distintas actividades, como intercambios de castellano, japonés e inglés para profundizar en los idiomas.

Lo que nunca llegó a pensar Cosials es que en Kobe le confundirían con David Villa. En una parada de metro, cerca del estadio del Vissel, iba acompañado del resto del staff de la Academia y un grupo de jóvenes aficionados le pidieron una foto mientras le llamaban «David Villa!!». 

El reusense ha quedado sorprendido por la educación y los valores de respeto que transmiten los japoneses. «No he visto una pelea desde que estoy aquí. Puedes dejarte un teléfono en una cafetería y volver un par de horas después y seguirá allí. A pesar de que no te entienden por el idioma, siempre intentan ayudarte», asegura. Raúl, gran conocedor del fútbol formativo de la provincia, ha abierto sus fronteras para trabajarse un nuevo camino dentro del mundo del fútbol, una pasión que le mantiene atrapado.

Temas

Comentarios

Lea También