Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Recorriendo mundo de la mano del tenis

Pepe Caballero, que creció como tenista en el CT Tarragona, es ahora es el ´head coach´ de la federación de tenis de Hong Kong
Whatsapp
Pepe Caballero en las pistas del Club Tenis Tarragona  Foto: Lluís Milián

Pepe Caballero en las pistas del Club Tenis Tarragona Foto: Lluís Milián

De la mano del tenis el tarraconense Pepe Caballero no ha parado de viajar. Con 18 años partió hacia Estados Unidos con una beca de deportes de la Universidad de Nuevo México bajo del brazo. Allí combinó sus estudios con el tenis, y una vez acabada su formación universitaria, volvió a Cataluña. En el 2008 pero, le ofrecieron un puesto en la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey, para dirigir a su equipo femenino. Tras un año, volvió de nuevo antes de partir hacia Hong Kong, donde acudió con una oferta de director deportivo en la federación de tenis para estar a la cabeza de 12 centros de tecnificación, supervisando entre 300 y 400 niños.

Antes de volver de nuevo a Hong Kong, una oferta de la universidad de Oklahoma State le encandiló para llevar a su equipo masculino, consiguiendo meterlo en el top10 de la División 1 de la liga universitaria americana.

Este tarraconense se inició en el tenis con sólo 5 años en el Nàstic, el club referente en esa época, y donde estaban «la mayoría de los mejores jugadores de la provincia». A los 11 años decidió cambiar de club y jugar en el Club Tenis Tarragona, hizo un salto cualitativo mayor y empezó a entrenar en centros tecnificación de la delegación provincial, combinando los entrenamientos en la federación catalana y española en Barcelona. Durante su etapa como jugador fue campeón en varios torneos provinciales y llegó a ganar el campeonato de España junior que se celebró en Vilanova i la Geltrú.

A raíz de esto, le llegaron ofertas de muchas universidades y entró en la Universidad de Nuevo México. «A nivel personal, académico y deportivo fue una experiencia muy positiva. Las infraestructuras eran muy buenas y llegué a entrenar a un nivel muy alto», argumentó el tenista.

Después de graduarse y trabajar durante unos años en España, volvió a hacer las maletas para poner rumbo a Nueva Jersey y dedicarse íntegramente al tenis.

En la Universidad de Princeton estuvo a cargo del equipo femenino. «Era una de las mejores instituciones del mundo, como Harvard o Yale. Llevaba un equipo de once chicas que jugaban en la División 1 de Estados Unidos, administraba el presupuesto del equipo y confeccionaba el calendario», comentó. La aventura duró un año, y Hong Kong le obligó de nuevo a hacer el equipaje.

En la federación de tenis de la ciudad ejerció como director deportivo. «No sólo trabajé en la pista como entrenador, aprendí a nivel de asesoramiento y seguimiento de los niños, la verdad es que fue muy gratificante», explicó. El tarraconense destacó la diferencia que existe con los niños occidentales. «En Hong Kong están expuestos a un nivel educativo muy estricto, muchos estaban cansados y saturados, pero técnicamente pueden ser incluso mejores que los de aquí. Eso sí, les falta esa soltura y esa picardía», añadió. Durante su aventura asiática, Pepe Caballero se trasladó un año a Oklahoma, para dirigir el equipo masculino de la universidad, antes de volver a Hong Kong donde reside actualmente.

Con tanto viaje, el tarraconense piensa en volver a Tarragona algún día, para poder afincarse en su ciudad y seguir enseñando la pasión que le ha movido durante todos estos años.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También