Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Remontada a la vista

El Reus se encomienda mañana (20.45 horas) a una noche mágica para levantar tres goles al Liceo en el Palau d’Esports y clasificarse para la Final Four de la Liga Europea

Diari de Tarragona

Whatsapp
Alba Mariné

Alba Mariné

Sólo una noche histórica, de esas que recordarán las nuevas generaciones, salvará al Reus en la Copa de Europa. El equipo de Jordi Garcia se encomienda esta noche a la magia de su templo para salvar tres goles de distancia, los que cosechó el Liceo en Riazor hace justo 15 días. El 4-1 dejó conformes a los gallegos, mientras que el Reus lamentó ese botín abultado por lo que fue el partido. En todo caso, la Copa de Europa ofrece revancha y el factor Palau d’Esports siempre fue un tesoro al que acudir en momentos de dificultad. La pequeña gesta vale una Final Four. Defender el título que el Reus coronó en Lleida, en mayo de 2017.

Desde la batalla de Riazor, los dos protagonistas no han necesitado afrontar compromisos paralelos entre medias. Han pasado dos semanas y se han podido centrar exclusivamente en la definición de mañana. Sólo el paréntesis por Semana Santa ha permitido el confort, pero por poco tiempo. En todo caso, pocos secretos se guardan Reus y Liceo, acostumbrados a verse en las fases finales y con un millón de historias vividas como rivales. Conviven en la misma aristocracia. Pelean por los mismos objetivos. Son dos grandes de Europa.

El cruce ha levantado una expectación gigantesca. Ha ayudado la promoción y los precios populares que el Reus ha trasmitido al entorno. Sólo dos euros cuesta ver el partido del año. El templo registrará un lleno de los de antaño. Como el que presentó en la eliminatoria de cuartos de final ante el Porto, también en abril de 2017. Recordará  a las noches de incendio de los viejos tiempos, cuando el Palau marcaba goles con su garganta. Con 3000 tipos que empujaban al equipo hacia lo imposible. Eso espera el Reus ante el Liceo. Los chicos de Garcia se han ganado ese crédito. Llevan casi dos cursos jugando finales y levantando algún que otro premio. Nadie olvidará la cuarta Copa de Europa.

El desafío se arropa a la máxima dificultad. El Liceo ha completado un viaje extraordinario con Juan Copa, que ha logrado salvar el adiós de Carlos Gil con una naturalidad deslumbrante. Cuando en verano parecía que el desplome del Liceo era inevitable, el club gallego tiró de ingenio para elaborar un plantel largo y con buen gusto. Los resultados hablan. Pelea por la OK Liga codo a codo con el Barcelona, disputó la final de Copa y aspira a la Final Four de la Copa de Europa. No se trata de un invitado de azúcar. Es un equipo extraordinario. El liderazgo tradicional de los Lamas se sustenta con una portería de máximo nivel. La defiende Malián, al que el reconocimiento le ha tardado en llegar quizás demasiado tiempo.

El Reus no solamente precisará conquistar el juego, también estará obligado a sujetar su sistema nervioso. La ebullición del Palau y el exceso de entusiasmo no pueden nublar la cordura. La remontada exigirá una dosis minuciosa de frialdad. El corazón sirve para instantes puntuales, cuando escasea el oxígeno, pero la tranquilidad vale millones. El cerebro permite tomar buenas decisiones. Durante la noche habrá un millón de determinaciones por tomar en décimas de segundo. En realidad el Reus se enfrenta a un examen psicológico brutal.

Temas

Comentarios

Lea También