Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Renovaciones aparcadas

El Nàstic esperará al final de la temporada para abordar la continuidad de los futbolistas que acaban contrato
Whatsapp
Once titular del Nàstic que se midió en el Nou Estadi al Espanyol B, con victoria grana por 1-0. Foto: Lluís Milián

Once titular del Nàstic que se midió en el Nou Estadi al Espanyol B, con victoria grana por 1-0. Foto: Lluís Milián

La clasificación para el play-off a la Segunda División A, gracias a la victoria frente alMallorca B (3-0), no ha alterado ni un ápice la planificación del Nàstic. Logrado ese primer objetivo el club grana está centrado a partir de ahora en la consecución del segundo, que no es otro que asegurar la primera posición de la Liga, y en última instancia quedará el tercero y más importante, alcanzar el ascenso a la categoría de plata del fútbol español.

Tan dedicados están todos los estamentos en esas metas -el club en ese sentido analiza ya a los posible rivales en el play-off- que de momento la dirección deportiva ni tan siquiera quiere abordar el capítulo de las renovaciones de la plantilla.

Las casuísticas son múltiples. El grueso de los futbolistas tiene contrato en vigor, caso de los jugadores que firmaron su renovación este pasado verano y quienes llegaron en la apertura del mercado invernal; algunos otros cuentan con cláusulas mediante las que quedarán automáticamente renovados si el equipo asciende a la Segunda División (David Rocha entre ellos); algunos otros acaban contrato, caso por ejemplo de titulares indiscutibles como Manolo Reina, Xisco Campos o Pablo Marí; y sólo dos saben ya seguro que deberán regresar a su club de origen, los cedidos Cristóbal Gil (Almería) y Sergio Rodrígez (Betis), a la espera de conocer qué depara su futuro.

El director deportivo del Nàstic, Emilio Viqueira, asegura al respecto que «estamos muy contentos con todos los jugadores, tanto con los que juegan más como con los que lo hacen menos. Merecen seguir todos después de esta gran temporada, pero hasta que no acabemos la Liga no vamos a entrar en ese tema».

Hay jugadores, eso sí, a los que va a ser muy difícil retener. El caso más claro es el de PabloMarí. El joven central valenciano, de 21 años y titular indiscutible en los esquemas de Vicente Moreno, se ha convertido en un jugador muy apetecible debido a su juventud y proyección. El Eibar, de la Primera División, es uno de los equipos que están interesados en su contratación.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También