Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Reset' desafiante

Un Nàstic con más pólvora en ataque, tras la llegada de Xisco Muñoz, retoma la Liga dispuesto a encadenar por vez primera tres victorias seguidas. Enfrente, un Villarreal B en gran estado de forma
Whatsapp
Xisco Muñoz es la gran novedad de la convocatoria de hoy del Nàstic. Su llegada ha provocado la rescisión de JaviMartínez, a la derecha. Foto: Pere Feré

Xisco Muñoz es la gran novedad de la convocatoria de hoy del Nàstic. Su llegada ha provocado la rescisión de JaviMartínez, a la derecha. Foto: Pere Feré

Desde la llegada al banquillo de Vicente Moreno el Nàstic se halla en estado de gracia. Finalizó 2014 como el mejor equipo de los cuatro grupos de la Segunda División B, con números globales mejores que Oviedo, Sestao, Cádiz... y otros 54 conjuntos más de la categoría de bronce del fútbol español. Un dato revelador, pero que ha pasado prácticamente desapercibido porque es obvio que esas asombrosas estadísticas de nada han servido aún. Sobró un solo partido, el choque en el que se escapó el perseguido ascenso a la Segunda División A. Pero a excepción de aquel triste final de la campaña 2013-14 los granas firmarían repetir esa misma actuación en este 2015 que competitivamente empieza en el Nou Estadi frente al Villarreal B (12.00 horas).

Arranca un nuevo año con las ilusiones intactas para el Nàstic. Los granas, terceros ahora mismo a un solo punto del líder, esperan eso sí mejorar sus números como local. Ya no sólo el play-off pasa por asegurar los puntos en casa, sino la primera plaza y los privilegios que otorga en el momento cumbre de la temporada.

El de este domingo es uno de esos partidos donde se calibrarán las verdaderas opciones de un Nàstic que aspira además a encadenar por vez primera esta temporada tres victorias consecutivas. Visita Tarragona el segundo mejor filial en estos momentos tras el Espanyol B. Un Villarreal B que acabó ese 2014 como uno de los equipos en mejor forma gracias a cuatro victorias y una derrota, y que desembarca como sexto clasificado, a sólo cuatro puntos de los tarraconenses.

El propio Vicente Moreno destaca el potencial del filial del submarino amarillo. «Tiene a jugadores que han debutado en Primera División, y no en cualquier equipo, sino en todo un Villarreal», indica, convencido pese a todo que su Nàstic tiene las de ganar si su equipo está fino.

Otro aliciente para los seguidores será el posible debut del nuevo fichaje, Xisco Muñoz. A priori se espera que Moreno le dé algunos minutos. De momento figura en la convocatoria inicial -los 16 definitivos se conocerán justo antes del partido- de la que se han caído los lesionados Azkorra y Marc Martínez.

 

Seis bajas visitantes

Por contra el entrenador del Villarreal B, Paco López, tiene numerosas bajas. No podrá contar con los lesionados Ermin Alic y Pablo González, y tiene hasta cuatro jugadores sancionados: Israel Puerto, José Naranjo y Felipe, que vieron ante el Olot su quinta cartulina amarilla, y el portero Aitor Fernández, que cumplirá el último de los tres partidos de sanción que le cayeron tras ser expulsado en el choque ante el Lleida Esportiu.

Pese a todo, el técnico castellonense asegura que «no ponemos nunca excusas. Si faltan jugadores, para eso hay otros en la plantilla y además podemos contar con el Villarreal C». «Cada semana es una historia diferente. Hemos ido de menos a más, pero no nos podemos confiar. Hay que dar el máximo para sumar los tres puntos», añade.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También