Más de Deportes

Deportes FÚTBOL

Reus-Alcobendas: 'Platero evita el drama'

Un gol de oro del argentino en la prórroga le da la clasificación para semifinales de la Copa del Rey a un Reus gris. El Alcobendas le ha llegado a remontar un 4-1 en el segundo tiempo

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Platero y sus compañeros celebran el gol de la victoria. Foto: Reus Deportiu

Platero y sus compañeros celebran el gol de la victoria. Foto: Reus Deportiu

Ha llegado un punto en el que Platero puede ser lo quieras. Puede ser el mejor interior, el mejor cierre o el mejor medio. Se adapta al rol que necesites. Una bendición para cualquier entrenador. Su cerebro piensa siempre en clave colectiva. Jamás en su beneficio personal. El argentino sacó de un apuro grave al Reus en la prórroga. Su gol se cubrió de oro para firmar el pase a semifinales. Fue un gol muy de Platero. Lo gestó pidiendo ingreso en el Circo Raluy con una maniobra de malabarista. El rechace le sonrió. Cayó en su stick como imán. Le empujó a la red, con medio Alcobendas en el suelo, achicando agua.

El Reus necesitó entender que el exceso de aventuras individuales era un mal camino para tomar la jerarquía del partido. Mientras fue así, creció el Alcobendas, que encontraba pasillos para correr la transición e incomodó el arranque. El intercambio de golpes se cobró un 1-1 supersónico gracias a Torra y la pena máxima de Gonzalo Pérez como respuesta. Entonces emergió el cerebro del Reus para bajar pulsaciones al juego y tomar el mando. Cayeron los premios por su propio peso. Nadie esconde la distancia sideral de talento entre las dos plantillas.

Marín ejecutó una pala maravillosa desde el perímetro para devolver calma al Reus. También participó en el tercero. Gracias a un contragolpe que él cocinó y Torra convirtió por bajo. Se fundió el Alcobendas, mermado de energía, después de su arranque apasionado. Álex Rodríguez propició confort definiendo con delicadeza en el segundo palo, tras un servicio de Casanovas. Todavía con el primer tiempo a plena ebullición. Lejos del respiro. Se dedicó a gestionar el resultado el Reus. El botín resultaba abundante. Lo cierto es que manejó el partido con personalidad, pero se olvidó de defender un ataque crucial. El último. El psicológico. Mucho mérito hay que apuntarle a Mario Rodríguez. Su misil le sorprendió a él mismo. Perforó el arco de Pedro Henriques. A dos segundos para el descanso.

El 2-4 inyectaba autoestima a los madrileños, con poco que perder. Avisaba al Reus de que nada se había terminado. El hockey penaliza la dejadez con cierta frecuencia. El regreso deprimente del Reus a la pista lo corroboró. Vio como el enemigo, que había deambulado durante una eternidad de minutos, se regeneraba. El Alcobendas reactivó a su gente con un acto de fe deslumbrante. Marcos López y Gonzalo Pérez, el delantero más listo del planeta, enloquecían a sus hinchas con el 4-4. Despertaron a la bestia.

El Reus aprendió a golpes. En un minuto pareció ordenar el paisaje, porque posee exceso de calidad. Marín, de tiro directo, y Platero, con remate de especialista en el segundo palo, descubrieron fragilidades locales. No bastó. El Alcobendas estaba desatado, con el libreto de un técnico todavía desconocido en el lujo como Keko, pero con un futuro apasionante. Marcos y Gonçalo interpretaron el repertorio del Dúo Dinámico para hacer levitar al palacio. Además obligaron a Pedro Henriques a convertirse en héroe rojinegro. Atajó dos directas que rescataron a un Reus preocupante, que también necesitó soportar una inferioridad sobre el alambre. Con el fado del arquero y la inteligencia de Platero hay espacio en semifinales.

Reus Deportiu La Fira (4+2+1): Pedro Henriques, Albert Casanovas, Matías Platero, Marc Torra, Raul Marín – cinco inicial – Àlex Rodríguez, Joan Salvat

CP Reicomsa Alcobendas (2+4+0): Martín Rodríguez, Mario Martínez, Marcos López, Gonzalo Pérez, César Candanedo – cinco inicial – Gonçalo Da Fonseca, Marcos Villanueva, Javier Jurado

Goles: 1-0, Marc Torra, min 8; 1-1, Gonzalo Pérez, min 9; 2-1, Raul Marín, min 11; 3-1, Marc Torra, min 11; 4-1, Àlex Rodríguez, min 13; 4-2, Mario Martínez, min 24; 4-3, Marcos López, min 28; 4-4, Gonzalo Pérez, min 31; 5-4, Raul Marín, FD, min 34; 6-4, Matías Platero, min 35; 6-5, Marcos López, min 38; 6-6, Gonçalo Nunes, min 40; 7-6, Matías Platero, min 51.

Árbitros: Daniel Villar y Raul Burgos. Enseñaron azul a Albert Casanovas y a Raúl Marín.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También