Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes PATINAJE

Reus Deportiu: ¿Qué fue de la gran Laura Sánchez?

La vida de la campeona reusense sigue sobre ruedas. Ejerce como entrenadora referencia en la sección de patinaje del Reus Deportiu, el club al que llevó a lo más alto del concierto internacional

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Laura Sánchez atendió al Diari en el Pavelló Olímpic. Foto: Alfredo González

Laura Sánchez atendió al Diari en el Pavelló Olímpic. Foto: Alfredo González

Para Laura Sánchez García (Reus, 1979), el patinaje es un alimento vital. Lo fue desde chica, cuando su hermana Beatriz, dos años mayor que ella, la empujó a ponerse los patines con cierta inocencia. En el colegio Mare Molas se gestó una historia idílica con esta modalidad artística, de dificultad terrible. Años después, conquistó el concierto internacional y encumbró a la sección del Reus Deportiu. En realidad su papel resultó pionero. El patinaje provincial tomó un sentido capital desde su aparición. Caló en Reus, pero también en el resto del territorio. Fue espejo de una generación y marcó el camino de las venideras.

Su colección de premios se hace tan extensa que rellenaría tres folios DIN-A4 sin compromiso. Dos veces subcampeona Mundial (2005-07), Campeona de Europa en 2002, campeona de los World Games en 2005 y campeona de España en ocho ocasiones. Sus registros marcaron un trayecto en el que también se añadieron buenos hábitos y una infinidad de horas de entrenamiento. Hasta hoy, Sánchez no se ha podido despegar de la pista. En otro foco distinto, pero con el mismo entusiasmo.

Su actual ocupación pasa por formar aspirantes al relevo. Éste no ha terminado de consumarse, aunque el Reus ha creado internacionales de postín como en su día Mireia Faiges, Xavi López o ahora Laia Lloses. «A veces parece que las chicas que empiezan tienen que llegar porque es fácil, pero todo lo contrario. Llegar no es una obligación, siempre les digo que no se pongan metas porque eso puede traer frustración luego. Educarlas en este sentido». La educación deportiva ha tomado un papel primordial en la labor de la campeona, que invierne seis horas diarias sin descanso para las futuras patinadoras del club. Licenciada en Fisioterapia, también se ha hecho cargo, junto a su hermana Beatriz, de la empresa familiar de pinturas.

Patinó en el Ploms

La curiosa formación de la cestrella internacional estuvo marcada por sus inicios en el Reus Ploms, la otra entidad de calado de la capital del Baix Camp. Su monitora del colegio ejercía también en el Joan Sirolla y se la llevó, conocedora de su tremendo potencial. A edad infantil traspasó la ciudad para instalarse en la calle Gaudí ya de forma definitiva.

En 2007, la rojinegra decidió cerrar una carrera de más sonrisas que tristezas. Puso fin a sus actuaciones individuales y conmocionó al patinaje Europeo. Ejemplo para muchas aspirantes al trono, decidía tomar otro papel en su vida. Llegó a ejercer como fisioterapeuta en el mismo Reus Deportiu, aunque la vocación como entrenadora ya la había marcado. Empezó a dirigir en inferiores todavía en activo y ahora lo hace de forma profesional. De 2010 a 2014 se sumó al proyecto del Cuarteto rojinegro, una modalidad joven, que poco a poco va tomando forma en el actual patinaje.

La mítica Laura Sánchez no se ha marchado lejos. Se hace muy sencillo encontrarla. En el Olímpic o en el Palau d’Esports habita. Se pone los patines y forma, mientras valora ese pasado de éxitos e infinidad de amistades por el mundo.

Temas

  • DEPORTES

Lea También