Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Tiempo muerto

Reus, capital del minibásquet

La ciudad acoge a más de 800 participantes en el Torneig Germà Ramon Bosch que organiza el Club Bàsquet La Salle Reus

Shaila Cid

Whatsapp
El expresidente Francesc Llorach junto a los presidentes actuales Armand Llauradó (La Salle) y Sergi Piquer (Ploms). Foto: A. Mariné

El expresidente Francesc Llorach junto a los presidentes actuales Armand Llauradó (La Salle) y Sergi Piquer (Ploms). Foto: A. Mariné

166 partidos son los que se van a disputar en la 36ª edición del Torneig Germà Ramon Bosch en la ciudad de Reus. El Club Bàsquet La Salle ha sido el encargado de organizar un año más este evento, que reúne a 70 equipos desde la categoría prebenjamín hasta la alevín, tanto masculino como femenino. Más de 800 personas de 29 entidades de toda Catalunya, la Comunidad Valenciana y Aragón han visitado la capital ‘gantxeta’. El pabellón Joan Sirolla, el del Col·legi La Salle Reus y el polideportivo Alberich i Casas son los tres escenarios donde los amantes de la canasta están viviendo dos jornadas y media de básquet non-stop.

Desde el sábado por la mañana, los diferentes equipos han ido pasando por la pista, pero el día fuerte de la competición es hoy, ya que se disputan todas las finales de las diferentes categorías. Los dos partidos por el título de los alevines A, femenino y masculino, son la principal atracción. «El pabellón siempre se queda pequeño por la cantidad de gente que viene», asegura Armand Llauradó, presidente desde hace dos años del CB La Salle Reus.

El campeonato cuenta con una base de equipos muy fiel que suelen repetir cada año, entre ellos el CB Cornellà, el JAC Sants o el Nou Bàsquet Castelló. «Ofrecemos mucho básquet y convivencia, donde los participantes conocen a niños que comparten su misma pasión», comenta el directivo. Llauradó no descarta que en futuras ediciones «podamos conseguir más participación de equipos de fuera». Por eso, desde la entidad promocionan el torneo en catalán, castellano, inglés y francés.

Consolidar una competición de este calibre no ha sido fácil y Francesc Llorach, el anterior presidente de la entidad reusense, lo sabe bien. «Nuestra intención era que este torneo reuniera equipos de alto nivel para ver cómo era el baloncesto de las categorías pequeñas en Catalunya y en el resto de España», explica. Llegaron a pasar equipos importantes como el Real Madrid, el Cajasol de Sevilla e incluso una selección de Lituania. «Nosotros no podíamos competir a ese nivel, pero eso nos servía para aprender», declara el predecesor.

Este torneo también se conoce como las 12 horas del Minibàsquet, ya que originalmente era lo que duraban. Desde hace unos años lleva el nombre de Germà Ramon Bosch, ya que fue uno de los fundadores del primer equipo que hubo en el Col·legi La Salle de Reus. El club reusense empezó como una sección dentro de la escuela, pero se formalizó en 1985. A partir de ahí, fue creciendo.

Desde hace siete años, el CB La Salle Reus creó un convenio junto al Club Natació Reus Ploms para fortalecer el proyecto de baloncesto de la ciudad. Anteriormente, hubo un intento de que los diferentes clubs reusenses se fusionaran pero no funcionó. Ambas entidades mantienen su independencia económica. No obstante, la junta del CB La Salle gestiona la sección de básquet del CN Ploms, presidida por Sergi Piquer. Con la sinergia, uno aportaba su base de jugadores y el otro efectivos e instalaciones. Una de las diferencias que se han fijado está en la nomenclatura y los colores de los equipos: los séniors se llaman Ploms La Salle y visten de albinegro, mientras que los conjuntos de la base se denominan La Salle Ploms y van de verde, blanco y negro.

Y es que los dos clubs han demostrado que hacen un buen tándem. Actualmente, cuentan con 24 equipos luchando en competiciones de la Federació Catalana de Bàsquet, a los que habría que sumar los equipos que juegan en el Consell Esportiu del Baix Camp. El sénior masculino se encuentra en Copa Catalunya, mientras que el femenino está en Primera Catalana. Pero lo que más llena de orgullo a las dos entidades es que la mayoría de sus jugadores séniors han crecido en los equipos base y eso reafirma que su unión no ha sido en vano.

Temas

  • DEPORTES

Lea También