Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Revelación con raíces tortosinas

La madre del decatleta Pau Gaspar Tonnesen Ricart es de Tortosa
Whatsapp
Pau Gaspar Tonnesen Ricart se ha destapado como un gran decatleta y ha hecho la mínima para los Juegos de Río de Janeiro.  Foto: Cedida

Pau Gaspar Tonnesen Ricart se ha destapado como un gran decatleta y ha hecho la mínima para los Juegos de Río de Janeiro. Foto: Cedida

Por las venas de Pau Gaspar Tonnesen Ricart, de 22 años, corre sangre tortosina; en concreto la de su madre, Pilar Ricart, que se trasladó a vivir a los Estados Unidos cuando se casó. El joven nació en suelo americano, pero tiene la doble nacionalidad y siempre competirá con España, puesto que tiene licencia en la Federación Española. A pesar de su juventud, Pau, que practica el decatlón, ha logrado la mínima para los Mundiales de Pekín que se celebrarán del 22 al 30 de agosto, y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

La madre de Pau explica que «soy tortosina, pero vine aquí en 1991 y Pau nació en Tempe (Arizona), lugar donde reside, aunque ahora está en Tucson en la Universidad. Cuando vino al mundo le inscribí en el registro civil del consulado español en Los Ángeles; allí estamos empadronados mis hijos y yo. Somos españoles residentes en el extranjero».

Pau empezó a practicar decatlón en la Universidad, en el Mesa Community College (Arizona). Comenzó a hacer atletismo (durante un año) en el colegio (Tempe Preparatoy Academy), a los 13 años, y a los 16 volvió a practicarlo. Su madre explica que «practicaba salto de altura, longitud, triple salto y 110 vallas. Vio que tenía mucho potencial y como se defendía bien en estas cuatro pruebas, su entrenador en el Mesa Community College le dijo que probara con el decatlón. Dentro de esta modalidad, lo que mejor lleva es la pértiga y la prueba de 1500 es la que le cuesta más». En los Estados Unidos los deportes están ligados a las escuelas, y ahora Pau se encuentra compitiendo con la ‘University of Arizona’ en Tucson; no obstante, se sacó la licencia con la Federación Española, y lo hizo con el Club Tenerife Caja Canarias porque, como explica su madre, «de allí es nuestro contacto, Miguel Millán, Director de pruebas combinadas en España».

Tal es la progresión de Pau, que hace unos días logró la marca (8247 puntos) mínima para los Mundiales de Pekín y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. El joven firmó esta gesta en los Campeonatos Universitarios norteamericanos (donde fue segundo), y su registro le sirvió para situarse como líder nacional de la temporada (con la tercera mejor marca española de todos los tiempos), y octavo en el ranking europeo. Además, se convirtió en el quinto español que supera la barrera de los 8000 puntos y batió el récord de su universidad que databa del 2007 .El decatleta declaraba después de esta competición que «estoy muy emocionado; realmente quería hacerlo y lo he conseguido. Así que espero que, si todo va bien, España me seleccione». Y el hecho de poder estar en unos Juegos Olímpicos es, según el joven, «un sueño cumplido».

Ahora, preparará la Copa de Europa de pruebas combinadas que se celebrará en Inowroclaw (Polonia) los días 4 y 5 de julio, y en la que competirá por primera vez con España. Para que todo vaya bien, entrena muchas horas (entre 20 y 25 semanales), mientras se prepara para graduarse en Estudios Generales de Economía e Industria. Además, el joven domina el inglés, el castellano y tiene nociones de catalán.

 

Vínculos familiares

Aunque Pau y su familia están lejos, la madre del joven, Pilar, explica que «pasábamos todos los veranos en casa de mi padre (el iaio Gaspar, el Doctor Gaspar Ricart), hasta que murió, y ahora vamos a casa de mi hermano (Gaspar Ricart). Los chicos ahora que se han hecho mayores ya no viajan tanto, y la última vez que estuvieron fue en 2010, pero este verano volverán a pasar tiempo con la familia». Pilar sigue diciendo que «en Tortosa también están mis tíos, Mariano y José Ignacio Hernández, y primos. Los familiares que ya no están en la ciudad igual los vemos, porque en verano vienen algún fin de semana a Tortosa; era el caso de mi hermana Maria Cinta, que murió en marzo y vivía en Tarragona, con mi cuñado, Robert Roda, que todavía vive allí».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También